El ex centro clandestino de detención (CCD) conocido como Pozo de Quilmes es patrimonio del Estado para ser reconvertido en Sitio de la Memoria. El espacio donde funcionaron calabozos durante la última dictadura cívico-militar fue cedido ayer al municipio gobernado por Mayra Mendoza y a la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que ahora comenzará el trabajo de acondicionamiento del inmueble de Allison Bell y Garibaldi.

La iniciativa representa uno de los primeros pasos de gestión de Mendoza como jefa comunal del distrito del sur bonaerense, hecho que cobra relevancia tras el recordado equívoco cometido por su antecesor, el macrista Martiniano Molina, quien durante un reportaje había confundido el Pozo de Quilmes con una «obra de bacheo». El chalet donde funcionó el CCD pertenecía a la Dirección Departamental de Investigaciones de Quilmes.

«Junto a la compañera Mayra Mendoza, en la entrega de las llaves del Ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes a la Municipalidad de Quilmes. Seguiremos trabajando para llevar las políticas de la memoria a todo el país», fueron las palabras expresadas por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, quien participó de la firma de cese del espacio.

De la firma del acta participaron el secretario de la CPM, Roberto Cipriano García, y la directora general, Sandra Raggio, la intendenta y el propio Pietragalla. También concurrieron integrantes del Consejo del sitio de memoria Pozo de Quilmes. «Es un día muy emocionante, y es el inicio del trabajo que realizaremos junto al colectivo Memoria, Verdad y Justicia de Quilmes», expresó Mendoza.

En diciembre de 2016, todos los bloques de la Legislatura bonaerense aprobaron la Ley 14.895 de creación del sitio para la memoria y defensa de los derechos humanos ex CCD Pozo de Quilmes. La normativa estipulaba que el inmueble sería transferido por 99 años a la CPM para su conservación.

En febrero de 2017 se conformó el Consejo del sitio, con representación de la CPM, el colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y la Comuna.

Cabe destacar que, días atrás, Alberto Fernández anunció la creación del Sitio de Memoria en Campo de Mayo, donde funcionó el CCD conocido como El Campito, lugar donde fueron torturadas y asesinadas más de 5.000 personas. En 2018, el entonces presidente Mauricio Macri tuvo la intención de convertir el lugar en un Parque Nacional dedicado al «avistaje de árboles y pájaros».