Este martes empezó la reincorporación de los doscientos trabajadores y trabajadoras del Hospital Posadas que habían sido despedidos durante la Administración de Mauricio Macri. Fueron sesenta quienes volvieron ayer a sus puestos de trabajo, en medio de las celebraciones y la emoción por haber podido revertir su situación. Contaron con la presencia de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

De aquí en más, una vez por mes se reincorporarán treinta trabajadores hasta completar los doscientos puestos. Así lo acordaron los gremios del sector con las autoridades del hospital y funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación.

«A partir del mes que viene esperamos que sigan las reincorporaciones hasta completar el total», dijo a Contexto Pablo Maciel, secretario gremial de CICOP.

«Fue muy importante haber podido dar vuelta esta pelea que sufrimos en el marco de la degradación del Ministerio de Salud a Secretaría, la desinversión, el ajuste y, en el caso emblemático del Hospital Posadas, los despidos, la persecución sindical y la militarización del hospital», agregó el dirigente.

Los despedidos tendrán las mismas condiciones laborales que tenían antes de ser cesanteados. Así lo aseguró el interventor del Hospital Posadas, Alberto Maceira, tal como habían pactado con los sindicatos.

Las reincorporaciones fueron luego de dos años de protestas de los gremios Fesprosa y CICOP, que denunciaron el «vaciamiento» del hospital pero también de la salud pública durante el macrismo. «Ahora tenemos una nueva situación, producto de la pelea», destacó Maciel.