Por Ramiro García Morete

Cuando era un chico y apenas tenía catorce o quince años, Aníbal iba a las disquerías. Le gustaba revolver en las bateas en busca de discos “que tuvieran negros en su tapa”. Su mamá le había legado el amor por el rock & roll y su primer héroe, Elvis, lo había acercado directamente a las raíces que no eran precisamente blancas. Un álbum de “Soul train” (célebre programa televisivo estadounidense) contenía un tema de B.B. King. Sin mucho conocimiento percibió que había algo distinto en él.

Buen tiempo después,  volvió a saber de ese señor de manos grandes y una serena pero imponente presencia. Ese hombre de voz tan poderosa como versátil , capaz de decir todo con apenas tres o cuatro notas vibrando en su Lucille.  Pasaban cosas llamativas durante el menemato y verlo con su chaqueta verde en “Ritmo de la Noche” junto a Tinelli fue disparador para investigar y desde entonces consumir toda su discografía. No pasaría tanto hasta que naciera una de las bandas más tradicionales del género en La Plata.

Ya saben lo que dijo un tal Mick Jagger: “No creo que tenga que ser necesariamente negro, pobre y depresivo para ser un hombre de blues”.  La formación numerosa y el tipo de repertorio iría generando la idea de que representaban el legado del “rey del blues” en nuestra ciudad. Pero no se trataría solo de armonías y ensambles. Anibal sabe sobre la generosidad de la leyenda y hasta se ha comunicado por Facebook con viejos músicos que han tocado con él.

En un banda donde “nadie es estrella, nadie es mejor ni peor y todos se enseñan mutuamente” (al punto de ser llamados La Cooperativa del Blues) la marca  trascendería lo musical. Por eso, decidieron seleccionar quince canciones del habitual y extenso repertorio del maestro, respetando arreglos de vientos pero aportando pericia e impronta para un genuino homenaje. “No intentamos copiar a nadie. Solo sentir lo mismo que nuestros maestros al tocar esta maravillosa música” anuncia en su “Homenaje a B.B.King” una banda de fierro a la hora de bancar el género: La Estaño Blues Band.

“Cuando nos dimos cuenta de eso nuestras composiciones y la forma de cantar se asemejaban mucho a BB Kingb-relata Anibal De Sandro, voz y guitarra- ahí el público empezó a decir que éramos los discípulos o que recibíamos el legado de BB.King. Rápidamente la gente empezó a pedir un CD porque en vivo la banda era muy poderosa , que había que plasmarlo en una grabación”.  Y

“BB King, durante mucho tiempo, fue un embajador llevo el blues por todos lados en el mundo y a la Argentina vino varias veces- narra De Santo. Se convirtió en una especie de rey del blues como le dicen pero para nosotros es mucho más que eso. Lo que estaba haciendo era mucho más que música que lo que estaba haciendo era uniendo a los negros con los blancos y teniendo como premisa expresar sentimientos y condiciones de valores en la música , dejándole a la juventud de los años 60 sobre todo una enseñanza”.

De Sandro dirige artísticamente a la banda que integran Gastón De Sandro (Batería), Juan Caro Cortés (Hammond), Facundo Ireba (guitarra), Matías De Sandro (bajo), Tony Blues (piano), Beto Lagos (saxo alto), Santiago Ferro (trompeta y trombón), Damián Garófalo (saxo alto), Daniel Obejero (saxo tenor). A la hora de abordar el repertorio “tratamos de  respetarlos exactamente como son sobre todo los de instrumentos de viento pero le ponemos un poquito de todo lo que nos gusta  pero siempre que pertenezca a la misma música. Por eso lo llamamos homenaje y no tributo”.

Otra decisión fue grabarlo “en vivo, en directo por canales separados en la sala de ensayo de la banda. Lo mezclamos en directo al estilo vintage, con la consola como si fuera un show en vivo.  Cuando es así uno no tiene posibilidad de corrección no se puede corregir errores no se puede corregir desafinaciones o cosas que te hayan pasado en el camino.  Y eso es lo que tiene el disco: es la esencia viva de una banda con la sangre caliente y creemos que nosotros tenemos que estar grabados siempre así. Porque cuando hemos grabado en estudio por canales separados en diferentes momentos y días la banda pierde totalmente su calidad y su potencia”.

“El blues está en todas partes y por suerte puedo escucharlo -asegura-. Soy de los 80 tengo 53 años Así que también pude consumir la música pop que tenía tanto blues. Es una conjunción de cosas”.

El dinero y lidiar con los obstáculos es uno de los grandes tópicos del blues. La banda no escapa a ello:  «Para poder sostener un proyecto de esta magnitud solamente se hace de forma cooperativa. El dinero lo ponemos nosotros de nuestro bolsillo y si se puede recuperar de la venta de entradas tendríamos ganancias de ahí .Pero bueno la música es así:  no tocamos por dinero, tocamos realmente por pasión . Tocar música para nosotros pero más placentero es presentarse en equipo en grupo y demostrarle a la gente que a pesar de las diferencias se puede convivir y se puede unir un sueño. Ser once músicos en escena y estar bien organizados representa un poco el anhelo que tenemos todos de una sociedad más equilibrada”.

La Estaño Blues Blues Band se presentará el viernes 13/3 a las 21:30 en Ciudad Vieja (17 y 71)