Mientras los gremios docentes inician las discusiones paritarias y el inicio de clases se torna inminente, desde el sector de las cooperativas lanzaron un proyecto para acompañar la vuelta a las aulas con precios populares. Se trata de una feria itinerante de útiles escolares que recorrerá las distintas regiones de la provincia de Buenos Aires para ofrecer productos elaborados por las múltiples industrias textiles.

Se trata de una iniciativa impulsada desde la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajadores (CNCT), la Federación Gráfica Bonaerense y la Federación de Trabajadores de la Economía Social (Fetraes), que lograron un acuerdo para no solo aliviar el bolsillo de las familias, sino también reactivar e insertar los productos de las cooperativas para ofrecer una alternativa a las grandes marcas.

«Esto surge de la necesidad de muchísimas textiles y gráficas que en esta época de comienzo de clases siempre están produciendo grandes cantidades de guardapolvos para el Estado, muchas veces municipios o entidades. Venimos de una situación muy compleja desde los años del macrismo y en estos comienzos de 2020 todavía tenemos mucha incertidumbre, por eso decidimos vender nosotros mismos los productos», dijo a Contexto Joaquín Fernández Sancha, referente de la CNCT a nivel nacional.

«Venimos de una situación muy compleja desde los años del macrismo y en estos comienzos de 2020 todavía tenemos mucha incertidumbre, por eso decidimos vender nosotros mismos los productos»

Con el puntapié inicial suscitado esta semana en la zona del Congreso de la Nación, la denominada Feria Escolar de la Economía Social llegó ayer a la ciudad de La Plata y generó una fuerte recepción entre las familias que buscan completar la canasta escolar en pleno contexto de emergencia económica y social. En las ferias podrán encontrarse guardapolvos a 380 pesos, pintores a 290, remeras de PakaPaka a 200, cuadernos y cartucheras a 100, entre otros artículos.

«Esta vez fue el turno de La Plata, pero ya tenemos programado que hoy siga en San Martín, en La Matanza, todos los días se están agregando distritos nuevos y estamos viendo la idea de hacer más de una feria por día en simultáneo para poder cubrir la demanda», dijo el referente de la CNCT, y agregó: «La recepción de la gente es muy buena, hay muy buena referencia y sentido de solidaridad respecto a nosotros. La gente sabe que le está comprando a los trabajadores y no le está comprando a cualquiera».

Cabe destacar que esta propuesta se presenta en sintonía con un plan similar desarrollado por el gobierno para establecer precios de referencia en cadenas de supermercados, comercios y librerías para evitar las disparadas de precios en plena temporada de inicio del ciclo escolar.

«Decidimos realizar ferias populares con algunos productos que producimos en nuestras cooperativas y fábricas recuperadas. El objetivo es paliar la situación y demostrar que la economía social y los trabajadores con medios de producción pueden afrontar esta etapa», fueron las palabras de Eduardo Montes, presidente de Fetraes, entidad que también integra el proyecto de feria.

«Entre laburantes y la gente creo que podemos hacer juntos que la Argentina se reactive en breve, eso es lo que esperamos nosotros. Los compañeros tenemos esperanza. En el Estado nacional y provincial hay muchos funcionarios que nos atienden y que están pensando ideas para trabajar en conjunto. Tenemos que ir por los resultados concretos para que se reactiven las pymes y las cooperativas», agregó Fernández Sancha.