Con el conurbano como puntapié inicial, el gobernador Axel Kicillof lanzó el programa Mi escritura, tu casa para avanzar con la regularización dominial de las y los bonaerenses. Con los primeros setecientos trámites finalizados entre Almirante Brown, Malvinas Argentinas y Hurlingham, el mandatario bonaerense explicó que el nuevo programa buscará «dar una mano desde el Estado a los que más lo necesitan».

Impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos conducido por Julio Alak, el programa busca facilitar el acceso al título de propiedad de las viviendas bonaerenses con un trámite gratuito, sin gastos inmobiliarios, con asesoramiento de especialistas para dar «certezas y seguridad jurídica» con el objetivo de que miles de vecinos y vecinas puedan tener la escritura definitiva de su casa.

En un acto en Almirante Brown, Kicillof aseguró que el gobierno bonaerense trabaja para «cambiar la realidad de los y las bonaerenses», y argumentó que, como muchas personas «no pueden pagar a un escribano, ni los trámites», se les «dará una mano desde el Estado a los que más lo necesitan».

«Néstor Kirchner en 2003 decía ‘vengo a proponerles un sueño. Lo menciono porque eso que en 2003 parecía un sueño no era otra cosa que derechos postergados, lo que les correspondía a los argentinos y argentinas», recordó Kicillof junto con Alak y los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Juan Zabaleta (Hurlingham). «El problema es cómo convertir los derechos en realidades. Para eso está el Estado, y, muchas veces, que no se concreten es responsabilidad del propio Estado que no lo facilita o que da leyes generales para gente que tienen plata, pero para quienes no tienen plata se vuelven imposibles», agregó el gobernador.

kicillof: «El problema es cómo convertir los derechos en realidades. para eso está el Estado».

En este marco, aseguró que en una primera etapa se espera la entrega de 30.000 escrituras, «más del doble de lo que se hicieron el año pasado», y cargó contra la exgobernadora María Eugenia Vidal. «Muchas veces los derechos no se pueden concretar por responsabilidad del propio Estado, que no los facilita», aseguró. «No alcanza con tener una buena ley, un principio, hace falta motorizarlo, y para eso está la gestión del Estado», sostuvo.

Para llegar a las 30.000 escrituras este año, Kicillof llamó a «coordinar las políticas de la Provincia con los municipios», y aseguró que «este gobierno junto con los intendentes viene a garantizar la vivienda a los habitantes de la provincia». En ese sentido, ponderó el rol estatal. «Sin Estado no hay nada; con Estado tiene que haber todo», dijo.

Para finalizar, se refirió a la situación de la deuda bonaerense y la relación con los tenedores de bonos. «Cuando se habla de los bonistas, de las multinacionales, los acreedores de la deuda externa, los inversores, siempre se dice que le exigen a la Argentina seguridad jurídica, ‘menos incertidumbre’. Siempre para ellos hay certidumbre y seguridad. Está todo bien, pero ¿cómo el gobierno bonaerense no va a poner primero los derechos de propiedad y la certidumbre de los vecinos y vecinas de la provincia de Buenos Aires?», dijo.

Por su parte, Alak destacó que «más allá de que el derecho humano a la vivienda está en la Constitución, estamos felices de hacerlo realidad. La provincia de Buenos Aires tiene cinco millones y medio de viviendas, y son 800.000 familias que no tienen escritura».