En su última jornada de gira por Francia, Alberto Fernández dejó asentada la intención de avanzar en un proyecto de ley que apunte a penalizar el negacionismo de los crímenes cometidos durante la última dictadura militar. La iniciativa va en sintonía con proyectos similares que tuvieron lugar en años anteriores, en plena avanzada del macrismo contra los procesos de Memoria, Verdad y Justicia.

La propuesta fue debatida por el presidente ante miembros de la Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia (ACAF), quienes extendieron al mandatario la posibilidad de impulsar esta normativa que ya existe de manera similar en el país europeo, apuntada a quienes busquen negar crímenes de lesa humanidad, principalmente vinculados al Holocausto.

Un proyecto de similares características fue presentado durante 2019 por el entonces diputado Horacio Pietragalla, hoy convertido en secretario de Derechos Humanos de la Nación. La propuesta buscaba reformar un artículo del Código Penal para reprimir con penas de prisión de dos meses a dos años a quien niegue, justifique o minimice el genocidio perpetrado durante la última dictadura cívico-militar.

«así como sucede en otros países que fueron víctimas de un genocidio, es nuestro deber impedir que hoy sean negados o minimizados los hechos más trágicos de nuestra historia»

«Creemos que, así como sucede en otros países que fueron víctimas de un genocidio, es nuestro deber impedir que hoy sean negados o minimizados los hechos más trágicos de nuestra historia más reciente, menos aún cuando se trata de funcionarios públicos. En Francia, Alemania, Italia, Austria y en muchos otros países es un delito. Queremos que en nuestro país también lo sea», había manifestado el entonces diputado.

En su momento, la presentación de Pietragalla se había dado en el marco del deterioro de las políticas en ese sector bajo mandato de Cambiemos. Basta con recordar que fue el propio Mauricio Macri quien sentenció que durante su administración se acabaría «el curro de los derechos humanos», o la infortunada frase del entonces director del Teatro Colón, Darío Lopérfido, quien negó de manera explícita la cifra de 30 mil desaparecidos durante la dictadura.

Además de la ACAF, entre los organismos de derechos humanos que se reunieron con Alberto Fernández se ubicaron el Colectivo para la Memoria, H.I.J.O.S. París y France Amérique Latine y Association des Amis est parents de françoisdisparus en Argentine.

«Cada vez que desde aquí escuchábamos a Darío Lopérfido y sus opiniones sobre los desaparecidos, o a otros personajes del gobierno de Mauricio Macri, a nosotros se nos movía el piso, nos tambaleaba el mundo: ¿qué sucedería con lo alcanzado?», fueron las palabras de María Laura Stirnemann, integrante y una de las fundadoras de la sede parisina de H.I.J.O.S., luego de la reunión con el mandatario argentino.

«El hecho de que personas cercanas a nuestra organización integren el gobierno, como Wado de Pedro, Juan Cabandié o Horacio Pietragalla, son señales fuertes de continuidad de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia», agregó Stirnemann.