Axel Kicillof presentó el programa ArriBA Pymes, destinado a reactivar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas industriales y agrarias de la provincia de Buenos Aires. En el marco de un concurrido acto en el Club Huracán de San Justo, La Matanza, el gobernador anunció el inicio de este esquema integral de varios ministerios para generar herramientas e instrumentos financieros y sacar a flote a un sector que sufrió fuertes golpes durante los últimos años.

Ladeado por la vicegobernadora Verónica Magario, el jefe de Gabinete de nación, Santiago Cafiero, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, Kicillof se pronunció sobre este esquema de medidas que apuntarán a reactivar créditos bancarios, descuentos impositivos, refinanciaciones y otros instrumentos para aliviar las presiones de las industrias y empresas en el actual escenario económico nacional.

«Este programa es un gran esfuerzo que tiene que ver con darle a la cuestión productiva un eje integral para las pymes. Tuvimos que lamentar una caída de 5,45% de la actividad productiva bonaerense en cuatro años. Se vivió una hecatombe productiva. En el sector comercio, turismo, manufacturero, pero también en el sector agropecuario. No nos vamos a olvidar de los sectores agropecuarios, como dijimos en campaña», señaló Axel Kicillof, como puntapié de la presentación del programa.

«Durante los últimos años no había crédito, te perseguían hasta matarte, por eso quebraban las industrias. No se podía pagar la luz, el gas, el combustible. ¿Por qué?, porque las tarifas estaban dolarizadas. A eso se suma la pérdida de poder adquisitivo por la pérdida de salario. El resultado fue la caída de ventas», dijo Kicillof, y agregó: «Lo que venimos a comprobar es que las políticas de distribución del ingreso e inclusión social, de un gobierno que tiene vocación popular, nacional y productiva, esas políticas son las mejores que puede haber. Se incluye de un lado y del otro. Ahora vamos a trabajar para poner en marcha la provincia».

«Hoy la capacidad productiva es 5% más chica que en 2015. No se trata de un fenómeno acotado a una región. 133 de los 135 distritos tienen menos industrias en todos los sectores. Por eso hoy estamos presentando este programa», explicó, por su parte, Augusto Costa, ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia, presente durante el acto.

En primer lugar, ArriBA Pymes implicó la creación de registros en cada uno de los ministerios para que las empresas de la provincia puedan registrarse y manifestar sus principales problemas. «Estos registros habilitan a poder acceder a los beneficios que estamos presentando hoy», agregó Costa.

«El gobierno anterior se cargó 25.000 pymes y logró que el año pasado se cerraran 48 pymes por día. Lo estamos afrontando con las medidas que permiten, en primer lugar, le devuelvan aire a las pequeñas y medianas empresas», manifestó el ministro de Desarrollo Productivo de la nación, Matías Kulfas, quien agregó: «Uno de los principales puntos del plan presentado ayer es el de moratoria impositiva, destinado a que las industrias puedan devolver el financiamiento al que debieron apelar los últimos años, ante el ahogo económico provocado por las políticas de Cambiemos. El sector financiero tiene que estar al servicio de la producción y no al revés».

En este sentido, el rol del Banco Central será crucial para revertir el rumbo adoptado durante la gestión Macri. La entidad bancaria pondrá a disposición unos 15 mil millones de pesos para programas de crédito, cambios de cheques al 25% de interés, capital de crédito para trabajo, entre otros puntos.

Por otro lado, otorga un plan a diez años con ARBA para la regularización de deudas con el fisco. También hay planes de regularización de deuda por infracciones laborales. Además, se presenta un esquema de financiamiento a través del Banco Provincia.

En tanto, desde las distintas entidades de la pequeña y mediana industria ya destacaron la iniciativa y ven con optimismo la generación de este tipo de herramientas. «Tuvimos una ‘dictadura financiera’ a lo largo de los últimos años que llevó el crédito productivo a tasas de hasta el 120% anual. Las empresas no podían acceder a maquinaria, a cambios de cheques. Esta situación se daba por una recesión brutal. Que hoy haya tasas de crédito al 25% nos pone en una situación competitiva para que las pymes puedan financiarse genuinamente», dijo a Contexto el titular de la Asociación de Empresarios Nacionales, Leo Bilanski.

En ese aspecto también coincidió Julián Moreno, vicepresidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME). En diálogo con Contexto, Moreno sostuvo que se trata de un plan «sumamente ambicioso, pero para bien: plantea tasas que hoy no existen en el mercado financiero». El referente de APYME expresó: «Es sorprendente que se habla de refinanciación de deuda dentro del Banco Provincia al 205 anual, la de cambio de cheque al 25%, 28% al capital de trabajo. Son iniciativas que realmente van a ser un verdadero alivio para el sector. Revertir la actual decadencia económica en la que navegamos las pymes es un tema central».

El acto de presentación del programa contó con la presencia de Juan Cuattromo, presidente de Banco Provincia; Mara Ruiz Malec, ministra de Trabajo; el titular de ARBA, Cristian Girard; y Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario. También estuvo presente un nutrido conjunto de intendentes de la provincia de Buenos Aires, entre ellos, Mario Secco (Ensenada), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Mayra Mendoza (Quilmes).