El asesinato del empleado bancario Damián Chávez durante un asalto generó una rotunda conmoción a nivel nacional que ayer puso a los trabajadores del sector en pie de huelga. El sindicato Asociación Bancaria impulsó un paro de veinticuatro horas en todas las sucursales de Banco Nación –entidad donde Chávez trabajaba–, como también en otros bancos que suspendieron durante dos horas sus actividades en solidaridad.

Las principales críticas esgrimidas desde el gremio que conduce Sergio Palazzo pusieron fuerte foco en las medidas que adoptó la gestión de Cambiemos. Según definieron en conferencia de prensa, la Administración macrista gestó el retiro de seguridad de las entidades y dejó a la deriva la integridad de los trabajadores.

«Esta muerte es consecuencia de la desregulación de la seguridad bancaria ejecutada por los presidentes del Banco Central: Federico Sturzenegger, Luis Caputo y Guido Sandleris», ratificaron desde La Bancaria a través de un comunicado difundido durante las primeras horas de ayer. El señalamiento refiere a una medida circular presentada durante 2017 donde el Banco Central de la República Argentina realizaba modificaciones y comunicaba nuevas normas sobre «medidas mínimas de seguridad en entidades financieras».

«La mayor preocupación que tenemos ahora es lo que generó el gobierno de Macri al desregular el esquema de seguridad en los bancos, una medida que fue en sintonía con todas las desregulaciones que esa Administración tuvo en el Estado. Muchos bancos debieron empezar a contratar empresas privadas de seguridad ante el déficit de efectivos policiales en los bancos», dijo a Contexto Federico Bach, referente de la Asociación Bancaria en la ciudad de La Plata.

«Desde algún tiempo comenzaron a darse este tipo de ilícitos en relación con la deriva en que quedó la seguridad bancaria. La lectura que hacemos es que lo que se buscó fue achicar la injerencia estatal en seguridad de los bancos. Nosotros venimos haciendo estos reclamos desde hace tres años atrás», agregó Bach.

El referente de los bancarios en la capital bonaerense también resaltó el recorte sufrido en sectores de servicios como limpieza y mantenimiento, puntos que también fueron eje de reclamos gremiales en los últimos años. Asimismo, indicaron que ya fue solicitado al Banco Central, al Ministerio de Seguridad de la Nación y a las cámaras bancarias que «corrijan las resoluciones para que la seguridad en los bancos sea pública y a través de trabajadores de entidades financieras».

Durante la conferencia de prensa realizada durante el mediodía de ayer, el titular de la entidad sindical, Palazzo, expresó: «El Ministerio de Seguridad nos recibió la semana pasada ni bien hubo conocimiento del hecho. Necesitamos que se disponga de todos los recursos para aprehender a los asesinos de Germán».