El Ministerio de Desarrollo Productivo y la AFIP lanzaron una moratoria fiscal para monotributistas y pymes a fin de darle alivio a uno de los sectores más castigados durante el macrismo. «No podemos seguir perdiendo 48 pymes por día», dijo el ministro Matías Kulfas en el lanzamiento. Las pequeñas empresas ya celebran la medida.

El plan de moratorias incluirá una quita de hasta el 42% de los intereses, condonación total de multas y planes de pago de hasta diez años. La titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, acompañó a Kulfas en la presentación y destacó la importancia de la inmediatez en la adhesión al explicar que «la magnitud de los beneficios que se otorgan van a estar asociados a que se entre más rápidamente».

Por otro lado, adelantó que «en las próximas semanas vamos a estar sacando un régimen que atienda la situación de empresas más grandes que tienen deuda tributaria y previsional».

Kulfas, en tanto, celebró la iniciativa en un contexto donde las pymes «tienen dificultades de pagos por la situación económica» y «no se les puede pedir más». En este marco, dijo que «es fundamental detener la caída» y que «no podemos seguir perdiendo 48 pymes por día», en referencia a la lamentable cifra que dejó el macrismo.

El sector pyme recibió muy bien la medida. «Celebramos y apoyamos esto, y esperamos que la medida recorra el país para que todas las PYMES entren en posibilidad de pago», dijo el presidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), Marcelo Fernández.

Tras el anuncio, Fernández ponderó la medida. «Por fin tenemos un Gobierno que lo que le pide a los acreedores externos lo traslada a los deudores internos, que son las PYMES, que se han atrasado por las políticas aplicadas durante los últimos años y no porque han querido», sostuvo. «Por fin les sacaron el pie de encima a las PYMES», agregó.

Por su parte, el referente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pedro Cascales, dijo que se trata «de un alivio importante».

Según datos oficiales, durante la gestión de Mauricio Macri cerraron 24.500 empresas, es decir, hubo quinientas bajas por mes. «Técnicamente, son empresas que contaban con empleados en relación de dependencia y dejaron de aportar a la Seguridad Social por carecer de personal», explica la AFIP.

Principales ejes

● Se podrá acceder entre el 17 de febrero y el 30 de abril.

● Hasta 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras (hasta 60 cuotas para aportes y retenciones).

● Condonación parcial de intereses y total de multas.

● Tasa del 3% mensual fija por un año y a partir de ese momento, tasa variable.

● Permite utilizar todas las devoluciones aprobadas y pendientes de pago que un contribuyente tenga a favor en la AFIP para restarlo de la deuda.

● Permite reformular todos los planes de facilidades de pagos vigentes o caducos en una sola cuota (los beneficios para los contribuyentes serán menores que el resto de las empresas).

● Se puede incluir deuda vencida hasta el 30 de noviembre de 2019.

● Levantamiento de embargos y suspensión de la acción penal.

● Es necesario contar con el Certificado Mipyme que otorga el Ministerio de Desarrollo Productivo. El documento puede obtenerse hasta el 30 de abril.