En medio de las negociaciones del gobierno de la provincia de Buenos Aires para lograr aplazar el vencimiento de la deuda bonaerense, la Universidad Nacional de Avellaneda presentó un informe sobre el incremento de la misma bajo la gestión de María Eugenia Vidal. A través del Observatorio de Políticas Públicas, la casa de estudios detalló que la exmandataria endeudó la provincia un 5,3% en los últimos cuatro años, la mayor parte en dólares.

Para la UNDAV, la imposibilidad de pago y el proceso de negociación con los bonistas «no es más que otro capítulo del proceso de endeudamiento insostenible iniciado a partir de diciembre del 2015». En ese sentido, la casa de estudios destaca que los compromisos son en moneda extranjera, protegida por tribunales extranjeros, por lo que el estado provincial se ve obligado a saldar una deuda en una moneda que no produce.

«El stock de deuda en moneda extranjera aumentó un 69% desde
2015 impulsada especialmente por el aumento en bonos nominados en dólares y protegidos por tribunales extranjeros que crecieron un 91%. En cambio, el financiamiento en peso cayó en un 47% lo que es un contrasentido ya que la gran mayoría de las erogaciones provinciales son en moneda doméstica», explicita el informe al que accedió Contexto.

En cuanto a la deuda en pesos, la UNDAV detalla que descendió de los 3.943 millones de dólares en 2015 a los 2.082 millones en junio de 2019, «una caída del 47%, lo cual muestra una pérdida de importancia del financiamiento en una moneda que produce el propio Estado Nacional».

Respecto a los intereses, el aumento es notorio. Mientras que en 2015 representaban un 2,8% de los ingresos total provinciales, en 2019, tras la toma de deuda de Vidal, alcanzaron al 6,3%. Justamente, Kicillof busca tentar a los bonistas y llegar a un acuerdo para postergar el vencimiento hasta el 1º de mayo, pero pagar estos intereses antes de esa fecha.

Respecto a los vencimientos, la UNDAV detalla que entre 2020-2023 se deberá hacer frente al pago de unos 9.993 millones de dólares. Es decir que en estos cuatro años el gobernador deberá pagar el 61% del total del perfil de vencimiento. En cambio, para el periodo 2024-2027 el monto es de 4.469 millones.

En este complejo panorama, la provincia de Buenos Aires es la más endeudada del país, sin corresponder esto con el tamaño que ocupa de la economía argentina. «La deuda de la provincia bonaerense alcanza el 52% del total del endeudamiento provincial cuando Buenos Aires representa el 35% del PBI nacional. Muy por detrás de los USD 10.000 millones de deuda provincial se encuentra el endeudamiento de la CABA y de Córdoba, ambos con cerca de USD 2.000 millones de stock de deuda», detalla el informe.