El gobierno de la provincia de Buenos Aires lanzó el programa Escuelas a las obra, que apunta, en su primera etapa, a reacondicionar la infraestructura de las 752 escuelas bonaerenses que se encuentran en riesgo edilicio. La medida fue anunciada por Axel Kicillof ayer en Merlo, junto al ministro de Educación de la nación, Nicolás Trotta; la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila; el intendente anfitrión, Gustavo Menéndez; e intendentes oficialistas y opositores y otros miembros del Gabinete bonaerense.

Según Gobernación, la medida beneficiará a más de 275 mil estudiantes a partir de una inversión inicial de 800 millones de pesos, provenientes de fondos de la provincia y de nación. También participarán los municipios y consejos escolares.

kicillof: «El gobierno de la provincia viene a saldar la deuda que tiene con las y los bonaerenses en materia de infraestructura educativa. Eso para nosotros es una prioridad».

«Queremos recuperar no solo los edificios, sino el lugar prioritario que tiene que tener la educación en la provincia de Buenos Aires», definió Kicillof, quien anticipó que el objetivo de la iniciativa es «restaurar el papel que debe tener la educación pública en la provincia de Buenos Aires».

Kicillof apuntó a la gestión anterior y afirmó que cuando asumió encontró una deuda de pagos pendientes de obras y gastos de mantenimiento por 1.600 millones de pesos. Sostuvo también que su antecesora, María Eugenia Vidal, dejó 243 obras de escuelas y jardines inconclusas, y prometió finalizar esos trabajos de manera «progresiva» e «ininterrumpida».

La reparación edilicia de las escuelas es una de las grandes demandas de los sindicatos docentes y las comunidades educativas, cuyos dirigentes presenciaron el acto. La muerte por la explosión de una estufa de los trabajadores de la educación Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, de la Escuela N° 49 de Moreno, fue el hecho que de modo más crudo evidenció la falta de obras en las escuelas.

«El gobierno de la provincia viene a saldar la deuda que tiene con las y los bonaerenses en materia de infraestructura educativa. Eso para nosotros es una prioridad y hemos tenido que lamentar sucesos espantosos cuando eso no se hizo. Eso no tiene que pasar nunca más», aseguró Kicillof.

Trotta, por su parte, criticó la disminución que hizo el macrismo de la porción del presupuesto destinado a inversión en educación, que bajó del 6% en 2015 al 4,8% en 2019. «Es ahí donde podemos comprobar que si no sostenemos los consensos y compromisos entre todos, la escuela no puede dar la respuesta necesaria frente al océano de desigualdad que hoy transita la Argentina», indicó.

También anticipó otro de los grandes temas en educación, el referido a la convocatoria a paritaria nacional docente, donde el gobierno nacional junto a los sindicatos definen el piso salarial para todo el país y el salario inicial docente, entre otro temas.

Trotta criticó la disminución que hizo el macrismo de la porción del presupuesto destinado a inversión en educación, que bajó del 6% en 2015 al 4,8% en 2019.

«Esta iniciativa y la paritaria nacional docente pretenden empezar a transitar un gran acuerdo educativo nacional», dijo Trotta. «Después de la lucha contra el hambre, no debe haber prioridad más importante que la educación y la escuela pública», añadió.

Otro de los puntos del programa Escuelas a la Obra prevé la participación de las cooperativas que integran las organizaciones sociales. Durante febrero, 50.000 cooperativistas acondicionarán 2.000 escuelas públicas con tareas de mantenimiento y pintura y recibirán un plus salarial de 8.500 pesos, que se suma al Salario Social Complementario (SSC) que perciben actualmente, también de 8.500 pesos.