En el marco del Plan Argentina contra el Hambre que motoriza el gobierno de Alberto Fernández, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) convocó a sus investigadores y tecnólogos a ser parte de la elaboración de políticas públicas.

Así, la UNLP se suma a la convocatoria de la cartera de Ciencia, Tecnología e Innovación encabezada por Roberto Salvarezza. La iniciativa busca sumar a la comunidad científica, que ya cuenta con investigaciones y desarrollos tecnológicos al respecto para traducirlo en políticas públicas.

Al respecto, Salvarezza destacó la importancia de que los investigadores presten «sus capacidades y conocimientos» para diseñar de «forma transversal e interministerial políticas públicas que den respuestas a los sectores más vulnerables de la sociedad».

Según detalló la UNLP, la iniciativa se propone sumar al sector científico-tecnológico en diversas acciones comprendidas en el Plan Argentina contra el Hambre, que abordará integralmente diferentes problemáticas vinculadas con el hambre y la pobreza, entre otras, garantizar el derecho a la alimentación; seguridad y calidad alimentaria y nutricional; políticas sanitarias, materno infantil, de primera infancia, adolescencia; educación alimentaria y nutricional; indicadores de calidad de vida; indicadores de desigualdad e inclusión social; fortalecimiento de las economías regionales y locales vinculadas a la producción de alimentos.

«Necesitamos que nuestros científicos, docentes, extensionistas pongan en su agenda este problema. La Universidad se quiere poner a disposición de los organismos estatales para poder participar donde seamos útiles», explicó Nicolás Rendtorff, prosecretario de Política en Ciencia y Tecnología de la UNLP a Radio Provincia.

En este escenario, la casa de estudios llama a sus investigadores e investigadoras a completar el formulario a «la mayor brevedad posible». Posteriormente se evaluarán las propuestas y se organizarán reuniones de trabajo para avanzar con las colaboraciones.