La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) anunció que aplicará un plan de auxilio para las micro, pequeñas y medianas empresas que incluirá moratorias impositivas con plazos de hasta diez años. Así lo confirmó ayer el director ejecutivo del organismo de recaudación bonaerense, Cristian Girard.

El funcionario precisó que son alrededor de 600.000 las pymes que, en su conjunto, acumulan 13.000 millones de pesos en deudas impositivas. El programa se instrumentará a través de un registro de las empresas afectadas y el lanzamiento de esta política está programado para la primera semana de febrero.

«Los últimos años fueron de caída de la demanda, de destrucción del mercado interno y de fuerte suba de la tasa de interés», afirmó Girard en declaraciones radiales, y añadió que «en ese contexto, las pymes empezaron a financiar su capital de trabajo dejando de pagar los impuestos».

Las autoridades de ARBA evalúan aplicar una quita importante de intereses a las empresas que adhieran a la regularización, y facilidades para la cancelación del monto de la deuda en hasta 120 cuotas. También participan del armado de esta política las carteras de Producción, Trabajo, Desarrollo Agroindustrial y el Banco Provincia.

«El plan de pagos será de hasta 10 años, las empresas podrán elegir qué tramo querrán financiar: 3, 6, 12, 24, 36 y hasta 120 cuotas», explicó Girard. Dijo también que trabajan para definir cuál será la tasa de interés. «Seguramente será muy favorable para plazos cortos y será acorde a las condiciones del mercado para un financiamiento más largo», afirmó.

En cuanto a los impuestos contemplados en el plan de pagos, abarcará «todo tipo de deudas de Impuestos a los Ingresos Brutos y patrimoniales».

Las pymes fueron uno de los sectores más afectados por la política económica del macrismo. Según un reciente informe de la AFIP, entre 2015 y 2019 cerraron 24.537 pequeñas y medianas empresas en todo el país. Solo en 2019, se destruyeron 11.700 empleos en blanco. Los empleadores con menos de diez trabajadores fueron los que peor lo llevaron, ya que abarcan el 91% de los cierres.

El Banco Provincia lanzó créditos para las pymes

La entidad que conduce Juan Cuattromo presentó ayer una serie de préstamos para las pymes por 15 mil millones de pesos y 25 millones de dólares, destinados a capital de trabajo, descuentos de documentos, prefinanciación de exportaciones y refinanciación de deudas.

El nuevo programa «RePyME» apunta a reconstruir el entramado productivo bonaerense. «El banco cambió sus prioridades, por eso ahora los recursos van a ir a los que producen y generan empleo», afirmó Cuattromo.

Según un comunicado del banco, se trata de cuatro líneas de crédito: para capital de trabajo (5.000 millones de pesos), descuento de cheques (10.000 millones), refinanciación de deudas (500 millones) y prefinanciación de exportaciones (25 millones de dólares). Son los destinos más buscados por las pymes a la hora de financiarse.

«Las PyMES son nuestra prioridad y por eso estamos poniendo al Banco Provincia al servicio de los que producen para fomentar la reconstrucción del sector», indicó Cuattromo. Y añadió que «el gobernador Kicillof está convencido que el banco tiene que reorientar sus recursos hacia las PyMEs porque son las principales generadoras de empleo y crecimiento».

Explicó que los préstamos para evolución y recomposición de capital de trabajo serán de hasta 5 millones de pesos por beneficiario, con un plazo único de doce meses y tasas de interés que arrancan en el 28% anual. Por otro lado, la línea para descuento de cheques tendrá una tasa fija del 25% anual y un plazo máximo de cheques de hasta noventa días.

Mientras que la línea de prefinanciación de exportaciones tendrá un monto máximo de 40.000 dólares por empresa, con un plazo de hasta 180 días y una tasa fija de 4% anual, en dólares. En tanto que el préstamo para la refinanciación de la cartera activa con atraso tendrá un plazo máximo de hasta doce meses y una tasa fija en pesos del 20% anual.

Todas las líneas del Programa RePyME están destinadas a las empresas ubicadas en la provincia de Buenos Aires y la ciudad Autónoma de Buenos Aires.