El gobierno hizo oficial ayer una suba de 4.000 pesos en los salarios de los estatales de la Administración Pública nacional. El incremento fue confirmado a través del Decreto 56/2020 y tendrá alcance a todos los trabajadores que perciban sueldos inferiores a los 60.000 pesos.

El aumento es similar al que se anunció hace quince días para los trabajadores del sector privado en relación de dependencia. Este anuncio se da en un marco pleno de diálogo con los distintos gremios para paliar la difícil situación económica que legó la gestión de Mauricio Macri.

El aumento se cobrará de manera escalonada entre febrero y marzo. En el segundo mes de 2020 se agregarán 3.000 pesos a los sueldos estatales de nación, mientras que los 1.000 restantes se añadirán en la liquidación del mes de marzo.

Desde el gremio estatal ATE destacaron esta medida, por la que venían manteniendo conversaciones con el gobierno, en especial tras el plus acordado con trabajadores de entidades privadas. «Si bien tendrá un tope de 60.000 pesos, los sectores de menores ingresos en el Estado nacional serán beneficiados, y después será absorbido en los acuerdos paritarios 2020», expresó en los últimos días el dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado a nivel nación, Hugo «Cachorro» Godoy.

«El anuncio procura poner de forma inmediata dinero en el bolsillo de los trabajadores estatales, mucho antes incluso de la apertura de las negociaciones paritarias sectoriales», destacó, por su parte, Julio Estévez, referente de la Unión del Personal Superior de la Administración Federal de Ingresos Públicos (UPSAFIP).

Cabe señalar que el incremento se posiciona en un momento clave donde el oficialismo busca recomponer los ingresos del sector trabajador para reactivar el consumo y la productividad, como parte del esquema de Solidaridad Social, programa inaugurado por el gobierno para pelear al estancamiento económico.

Respecto del personal de las fuerzas armadas y de seguridad, el decreto alcanza a sectores de la Gendarmería, Prefectura Naval, Policía Federal y de Seguridad Aeroportuaria, Dirección Nacional de Inteligencia Criminal, que depende del Ministerio de Seguridad, Fuerzas Armadas y Policía de Establecimientos Navales.