Por Ramiro García Morete

“Cuando comenzamos a nacer/ la mente empieza a comprender/ que vos sos vos y tenés vida”. Algunas experiencias trascienden la instancia. Ocurren o se cruzan en un punto esencial del camino y en cierto modo continúan nuestro viaje sin que lo notemos. Y es que no se imponen sino que ayudan a transformarnos en lo que somos. Decía Herman Hesse algo así como que la vida de cada ser es un camino hacia sí mismo. En tiempos de habitaciones, primeros acordes y primeros viajes, de esa extraña sensación de poder y a la vez melancolía de lo aún no ocurrió, hay artistas que indican la dirección para ese largo recorrido hacia la voz propia. Eso significa, de cierta manera, el término “sui géneris”. Una especie propia, un género único. ¿Acaso esa búsqueda no es el mayor aprendizaje, precisamente, que pueden legarnos nuestros referentes musicales? Y entre cassettes, vinilos y fogones, claramente hay una banda que forma parte de la memoria colectiva para infinidad de músiques de nuestro país y obviamente esta ciudad: Suí Géneris. El dúo de Charly García y Nito Mestre, con sus armonías precisas, melodías preciosas y líricas con tanto candor como aplomo, marcó a distintas generaciones. Por eso La Plata Canta, llevará a cabo una nueva edición este sábado 18 a las 21:30 en Guajira (49 e/ 4 y 5). Los que estén en el camino, ¡bienvenidos al tren!

En esta edición, la grilla incluirá a Ana Archetti, Pablo Matías Vidal, Mariel Barreña, Lucas Finocchi, Barcä, Iurpe Tarragó Ros, Martín Espíndola y Costi Eliggi. “No se trata de un ciclo de tributos, sino de la propia interpretación que hace cada proyecto musical participante, con su esencia, musicalidad, sonido, identidad, las canciones del/a artista a homenajear”, explica Alexis Turnes Amadeo, de Caminar de Elefantes, sobre el ciclo que ha homenajeado a Virus, Shakira, Luis Miguel y María Elena Walsh. “Creo que justamente la esencia de “La Plata canta a” es poder disfrutar de canciones que nos marcaron en algún momento de nuestra vida, canciones populares, una que sepan todes”, sin prejuicios ni elitismos musicales. Me parece que Sui Generis, representa todo eso”, dice el encargado de la productora que prepara para febrero el Festival Reversible.

“Sui Generis significa revolución, pero también significa encuentro y nostalgia. En la adolescencia nos juntábamos con mis amigxs en casa y estábamos todo el día tocando y cantando”, evoca Diego Martez, quien prepara un disco de duetos y el DVD del show en el Teatro Argentino que dio el año pasado festejando 15 años de carrera. “Para mi significa mis primeras canciones en la guitarra con mi viejo, con amigos», suma Mariel Barreña. “La creatividad literal, la musicalidad y la sinceridad de Charly, cantar a dos voces con la guitarra y el piano. Mi primer disco de la vida, ‘Vida’ de Sui Generis”. Barreña está por presentar «Viva Destino del Canto» , disco que acaba de ganar dos veces como mejor album del año en Japon según Latina Magazine Japón.

Les compañeres de vida y música Irupé Tarragó Ros y Martín Espíndola- quienes están por grabar un disco para Interesante Discos y encarar una gira por Córdoba adhieren. A los 12 años, Espíndola tuvo su primer proyacto (Raíces Argentinas) “y tocamos todos temas de Sui Generis”. “Junto a the Beatles fue para mí la primera música elegida por mi corazón”, sentencia Irupé Tarragó Ros.

“Sui Géneris y sobre todo Charly García marcan mi adolescencia, etapa en la que estuve fascinada con el rock nacional”, coincide como todes Ana Archetti, que prepara un disco y algunos shows en Uruguay: “Me recuerda al secundario, a los cassettes… a escuchar una y otra vez los temas para sacarlos y escribir las letras”.

“Necesito es una canción que siempre aparecía en esos encuentros, en la casa de mi amiga Mariel Barreña”, evoca los tiempos de Bellas Artes la cantante Costi Eliggi, que recientemente editó su disco Lugar. “Creo que sacábamos y cantábamos todos los temas de ese disco increíble: Confesiones de Invierno”.

“Recuerdo tener una explosión mental- expresa enfático Martez- cuando escucho por primera vez “El tuerto y los ciegos”, cuando cantan “La mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver mas allá…” caí enamorado y fui corriendo a intentar tocarla y cantarla. “Rasguña las piedras y Mariel y el capitán. El amor superador de todos los miedos y el desamor encarnado en canciones”, define Barreña.