El gobierno nacional anunció este mediodía el congelamiento de aumentos en las tarifas de trenes y colectivos de la zona metropolitana por un plazo de 120 días. La medida fue anunciada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Transporte, Mario Meoni, en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Cafiero señaló que la medida «involucra a quince millones de argentinos que diariamente circulan con colectivos y trenes». Dijo también que será anunciada en el transcurso del día de hoy a través de una resolución de la cartera de Transporte.

El ministro coordinador sostuvo que el objetivo del gobierno es que no haya nuevas cargas para los bolsillos de los sectores que se movilizan cada día por trabajo o esparcimiento, y que de este modo los ingresos rindan más para el consumo y por lo tanto para la reactivación de la economía, fin último de la política económica de la nueva gestión. «Hay que subsidiar a los pasajeros y no a las empresas», dijo por su parte Meoni.

El titular de Transporte precisó también que la suspensión de los aumentos se enmarca en «una revisión de la política de subsidios porque es necesario eficientarla, transparentarla y dar mayor equidad en el reparto de fondos por parte del Estado».

La Casa Rosada había anunciado días atrás la suspensión del incremento del 5% en los combustibles, otra medida en pos de alivianar el bolsillo de sectores populares y medios. En este sentido, Meoni afirmó que la decisión «impacta de manera importante sobre las empresas que transportan personas, con lo cual los costos de combustible no van a tener un impacto mayor y por lo tanto creemos que no deben haber razones para aumentar las tarifas».

Aunque el congelamiento apunta a CABA y el conurbano bonaerense, Meoni invitó a que las demás provincias se sumen a la decisión. «Hemos hablado con el resto de las provincias y municipios a sumarse a esta iniciativa de 120 días, que no son caprichos porque tienen que ver con la etapa de revisión de la política de subsidios integrales», enfatizó Meoni. Añadió que esa revisión se enfocará en analizar los «desequilibrios» que existen en los costos de los boletos entre las provincias.

Asimismo, adelantó que ese plan se dedicará a elaborar una política más transparente con respecto a los subsidios que paga a cada empresa. «Hay muchas empresas que tienen frecuencias que no son necesarias», ejemplificó.

Con la nueva resolución, los beneficiarios de la tarifa social seguirán accediendo al descuento del 55%. Esta tarifa alcanza a jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de las Asignaciones por Hijo y por Embarazo, de los programas Progresar, Argentina Trabaja, Ellas Hacen y del Monotributo Social, Pensiones No Contributivas y excombatientes de la Guerra de Malvinas.