El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, oficializó hoy la designación de Ariel Basteiro como nuevo presidente del Ente Administrador del Astillero Río Santiago, uno de los principales del país. Fue a través del Decreto Nº 51 publicado en el Boletín Oficial, luego de la renuncia del anterior titular de la empresa estatal, Héctor Calvente.

Basteiro fue embajador de Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner, entre 2012 y 2015. Es de origen gremial, secretario de Relaciones Internacionales de la Federación de Trabajadores de la Industria, Energía y Servicios de la Central de Trabajadores Argentinos (FETIA-CTA). Fue también dirigente gremial dentro de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) hasta ser el secretario general de 1996 a 2004.

pablo rojas (ATE Ensenada): «Tenemos la mejor de las esperanzas en ver que todo se cristalice y podamos poner al Astillero en el lugar que le corresponde, como una empresa estratégica para la defensa nacional».

Al mediodía, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, presentó a Basteiro en su nuevo cargo. El acto fue en el Astillero, donde estuvieron presentes los trabajadores, quienes se mostraron optimistas con el cambio de autoridades. «Se abre una nueva etapa», sintetizó en diálogo con Contexto Pablo Rojas, secretario adjunto de ATE Ensenada.

De la asunción participaron también los intendentes de Ensenada, Mario Secco, y de Berisso, Fabián Cagliardi; funcionarios provinciales, diputados, concejales y vecinos; los titulares de ATE a nivel nacional y provincial, Hugo «Cachorro» Godoy y Oscar «Colo» de Isasi, y de Ensenada, Francisco «Pancho» Banegas; representantes de una gran cantidad de gremios de la región y los trabajadores del astillero.

https://twitter.com/MarioSeccoOK/status/1212811268995854336?s=20

«Con esta designación, creemos que se apunta a volver a producir y que el astillero sea visto como una empresa líder dentro de la industria naval», afirmó Rojas al salir de la asunción. «Tenemos la mejor de las esperanzas en ver que todo se cristalice y podamos poner al astillero en el lugar que le corresponde, como una empresa estratégica para la defensa nacional y también para el comercio exterior que tanto necesita Argentina», añadió el gremialista.

En los últimos años, durante la gestión de María Eugenia Vidal, el astillero fue escenario de múltiples protestas por falta de políticas para incentivar la producción. En ese lapso hubo una feroz lucha entre la gestión de Cambiemos y el gremio ATE Ensenada, que incluyó denuncias judiciales y posibilidades de privatización de parte de la gestión. Los trabajadores llegaron a tomar el Ministerio de Economía tras una feroz represión de parte del gobierno frente a Gobernación.

Basteiro fue Embajador de Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner, entre 2012 y 2015.

En este sentido, Rojas sostuvo que «las expectativas de parte de los trabajadores son las mejores y esperamos que todo este trabajo y esta resistencia que hubo durante tantos años para tener un astillero productivo se vean cumplidos con decisiones políticas que vayan de acuerdo con lo que el astillero necesita: la defensa de la industria nacional, poner en valor la industria naval en Argentina».

A nivel político, Basteiro militó en el Partido Socialista hasta que fue expulsado cuando se integró a la gestión kirchnerista. Luego fundó Encuentro Socialista y en la actualidad es miembro de la Mesa directiva del Instituto de Estudio América Latina (IDEAL) y participa en calidad de coordinador de la Comisión de integración Regional del Instituto Patria. Además, fue diputado de la nación por la provincia de Buenos Aires entre 2001 y 2005, y de 2007 a 2011.