A días de asumir como gobernador, Axel Kicillof ya tiene sus primeros obstáculos en la Legislatura bonaerense, con la negativa de la oposición de tratar la Ley Impositiva y un fuerte ataque mediático que tilda la normativa de «impuestazo», casi como un eco de lo que repiten los legisladores de Cambiemos, con mayoría en el Senado.

Con la exgobernadora María Eugenia Vidal ausente, la estrategia opositora fue trabar el diálogo con la negativa a sesionar, insistiendo ante los micrófonos y cámaras en la versión del «impuestazo», a pesar de que la normativa se plantea como un impuesto progresivo a las grandes propiedades. Así, Cambiemos puso en jaque, una vez más, las finanzas bonaerenses. Pero la respuesta no se hizo esperar, y el propio Kicillof salió a brindar detalles de la normativa, tildó a la oposición de «irresponsable» y les pidió que «vayan a trabajar». «Este gobernador no va a aceptar extorsiones para aprobar leyes, menos todavía mentiras», sostuvo en conferencia de prensa luego de que se cayera la sesión.

Florencia Saintout: «Cambiemos no defendió a la clase media cuando fue gobierno, mucho menos la va a defender ahora».

En consonancia, los jefes comunales aliados, legisladores y dirigentes políticos salieron a bancar a Kicillof, que esta semana buscará reunirse con intendentes opositores para destrabar la cuestión. El mensaje de los propios, en tanto, fue claro: la intención de atentar contra la gobernabilidad del mandatario atenta a los y las bonaerenses.

En esa línea se pronunció Mayra Mendoza. La intendenta de Quilmes consideró “preocupante la irresponsabilidad de la oposición parlamentaria de la provincia de Buenos Aires. En un contexto de emergencia nacional debemos trabajar unidos para brindarle al gobernador, Axel Kicillof, los instrumentos de gobernabilidad necesarios».

«La actitud del bloque de Cambiemos de no dar debate por la Ley Impositiva es preocupante, durante cuatro años el justicialismo fue una oposición seria que nunca trabó los proyectos del Ejecutivo. La democracia solo se fortalece con el debate y el diálogo responsable. Fuerza Axel», expresó el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

El presidente del PJ e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez llamó a que ante «la crisis histórica que enfrenta nuestra provincia todos los sectores políticos actúen en consonancia con la realidad y darle a nuestro gobernador Kicillof, quien asumió legitimado por un enorme respaldo popular, las herramientas necesarias para enfrentarla».

«La negación de Cambiemos a debatir la Ley Impositiva en la legislatura bonaerense manifiesta su falta de voluntad para lograr acuerdos democráticos. Restringe la gobernabilidad del ejecutivo provincial, subestima la voluntad popular y la emergencia bonaerense», publicó en tanto el intendente de Tigre, Julio Zamora.

«Una vergüenza ver cómo los senadores de Cambiemos dejan sin Ley Fiscal a nuestro gobernador Axel Kicillof. Que el que más tiene pague más no es ideología, es una cuestión de justicia social y sentido común. No quieren que se distribuya la riqueza y arranque la provincia», expresó el jefe comunal de Castelli, Francisco Echarren.

El intendente de Mercedes, Juan Ustarroz, también salió a cuestionar la actitud de la oposición en una provincia que “es tierra arrasada donde miles de bonaerenses necesitan la intervención del Estado”. «[Kicillof] obtuvo un rotundo respaldo popular y ahora Cambiemos le niega la posibilidad de implementar las políticas necesarias para avanzar en la dirección que el pueblo espera”, agregó.

El intendente de Chivilcoy que pertenece a Consenso Federal, Guillermo Britos, también decidió brindarle el respaldo. «Así como los intendentes necesitamos de Ordenanza Fiscal Impositiva, es imposible que la provincia funcione sin ley fiscal impositiva con el 55% de inflación anual. Atenta contra los 135 municipios y todos los habitantes de la provincia», sostuvo.

En la Cámara Baja, en tanto, las y los diputados oficialistas se plegaron al respaldo con duras críticas a Cambiemos. “Los Hood Robin, que le sacaban a los pobres para darle a los ricos, perdieron la elección. Ese modo de gobernar fracasó”, cuestionó el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín. “Fue un modelo de mucho para muy poquitos, y muy poquito para todos y eso es lo que hay que cambiar”, agregó.

“Dejaron una provincia arrasada con la educación y la salud destruidas. Las tarifas subieron a valores impagables”, apuntó por su parte Florencia Saintout. “Ahora Cambiemos se niega a discutir una ley para que la provincia se ponga en marcha y hacen un show mediático con mentiras”, sostuvo.

La ensenadense Susana González apuntó a Cambiemos, que «vació la provincia y ahora la Legislatura con excusas mentirosas». «Son los responsables de la crisis y el endeudamiento y ahora se niegan a colaborar en las soluciones», agregó.

Jorge Donofrio, en tanto, destacó que si la provincia “no tiene impuestos aprobados no puede cobrarlos y en consecuencia no puede pagar. Ese es el objetivo siniestro de Juntos por el Cambio: defaultear a la provincia para imposibilitar la renegociación de la deuda nacional que ellos mismos nos dejaron”.

«Cambiemos no defendió a la clase media cuando fue gobierno, mucho menos la va a defender ahora. Son el partido político de los ricos y está bien, porque es parte de la democracia, pero que no se disfracen de otra cosa y engañen a la gente», completó Florencia Saintout.

En la Cámara Alta, donde Cambiemos muestra mayor resistencia, los senadores del oficialismo también cargaron duro con la oposición y brindaron su apoyo a Kicillof. Una de las voces más criticas fue la de Omar Plaini. “Desde el Movimiento de los Trabajadores exhortamos a Juntos por el Cambio que unifique personería para que todos sepamos quién es la voz de la oposición y que respeten la democracia”, sostuvo el senador, líder del sindicato de Canillitas.

“No pretendan seguir castigando al pueblo bonaerense, ahora, desde el parlamento. No sustituyan con la acción mediática el mandato electoral. Primero la provincia y los más de 17 millones de bonaerenses”, agregó.

«Que los mismos que generaron la inflación que obliga a la actualización del impuesto se nieguen a debatir es escandaloso», consideró por su parte el senador Francisco Durañona.

Madres de Plaza de Mayo: «El enemigo del pueblo siempre actuó con odio y falacias, nosotres con amor y convicciones patrióticas, políticas y democráticas».

Otro apoyo contundente que recibió Kicillof en las últimas horas fue el de Madres de Plaza de Mayo. A través de una carta, la histórica organización aseguró «que nuestro voto está apoyado y sustentado en fieles convicciones de una sociedad en solidaridad y justicia, las cuales son las suyas». En ese sentido, manifestaron su orgullo. «Sabíamos que no nos iba a defraudar», agregaron.

Otra línea le dedicaron a la oposición. «El enemigo del pueblo siempre actuó con odio y falacias, nosotres con amor y convicciones patrióticas, políticas y democráticas. Y estamos convencidos que vamos a lograr una provincia justa y libre», sostiene la carta con la firma de Hebe de Bonafini.