Representantes de pequeñas y medianas empresas mantuvieron una reunión con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en la que le acercaron las principales necesidades que atraviesa el sector. Pero, sobre todo, acordaron llevar adelante una agenda en común donde las pymes sean eje central de la reactivación económica.

El encuentro de una hora y media fue el viernes en la cartera de Producción, encargada de la ardua tarea de poner en funcionamiento una economía postrada. Junto a Kulfas estuvo el secretario pyme, el economista Guillermo Merediz. De parte de los empresarios, referentes de las doce principales pymes que conforman la Mesa Nacional de Unidad Pyme, donde confluyen más de cincuenta cámaras y organizaciones empresarias de todo el país.

Daniel Moreira (Frente Productivo Nacional): «Fue una reunión positiva y concreta de trabajo y vamos a empezar a tener estas reuniones periódicas desde la primera semana de enero».

«Quedamos satisfechos porque nos llevamos como conclusión armar una mesa de trabajo frecuente, de una vez por mes, donde seamos nosotros los que planteemos la agenda pyme. Ellos [los funcionarios] se mostraron abiertos en ese sentido, que seamos nosotros los que decidamos las prioridades sobre lo que el sector necesita», dijo a Contexto Julián Moreno, vicepresidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), quien estuvo presente en Producción.

«Fue una reunión positiva y concreta de trabajo y vamos a empezar a tener estas reuniones periódicas desde la primera semana de enero, para trabajar en conjunto con los funcionarios», afirmó en la misma línea Daniel Moreira, referente del Frente Productivo Nacional.

Las pymes fueron uno de los sectores más perjudicados por la política económica del gobierno de Mauricio Macri, que achicó el mercado interno y provocó la caída del empleo y la producción. Según un informe del Consejo Productivo Nacional, durante el macrismo cerraron 22.859 empresas. Atendiendo a este cuadro de situación, las pymes fueron incluidas en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que aprobó el Congreso la semana pasada. En particular, instrumenta una moratoria que les permita pagar una vez que el entramado productivo se recomponga.

Julián Moreno (vicepresidente de APYME): «Fue un giro de 180 grados con respecto al trato con el anterior Gobierno. Fuimos a escuchar pero también a ser escuchados».

Tras la reunión, los empresarios contrastaron el diálogo estrecho que tuvieron con Kulfas y Merediz con la anterior gestión. «Fue un giro de 180 grados con respecto al trato con el anterior gobierno. Fuimos a escuchar pero también a ser escuchados. Porque coincidimos en que la reactivación va a venir por el lado de las pymes, activar el mercado y poner a laburar las máquinas», cerró Moreno.

La reunión de Kulfas con empresarios pymes fue la antesala del otro encuentro que tuvo el gobierno más tarde con dirigentes gremiales, empresariales y sociales, con quienes Alberto Fernández firmó un acuerdo para avanzar en el acuerdo social que signa el primer tramo de su mandato.