El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que recientemente recuperó su rango ministerial, difundió los indicadores del mercado de trabajo formal, que arrojaron para octubre una caída del 0,5% interanual, equivalente a unos 61.000 empleos formales menos que un año atrás. 

Los datos, elaborados en base al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que registra a todos los empleados «en blanco», contabilizó en octubre unos 12.127.000 trabajadores registrados, 61.600 menos que un año atrás. 

También se registró un descenso de la cantidad de trabajadores registrados en la medición desestacionalizada con respecto al mes de septiembre, con 16.900 bajas en un mes. 

«Entre los asalariados, en octubre de 2019, los de casas particulares se incrementaron en 8,3 mil trabajadores en relación a un año atrás (1,7%) y los del sector público en 42,4 mil (1,3% en términos interanuales). En cambio, los asalariados privados se redujeron 160,9 mil (-2,6%)», indica el «Reporte Laboral». 

Asimismo destaca que, en el universo de los no asalariados, los trabajadores autónomos se redujeron en 4.100, y aumentaron los monotributistas y monotributistas sociales 46,6 mil y 6,1 mil respectivamente. 

El último año de gobierno de Mauricio Macri arroja en términos de trabajo formal cifras alarmantes: del relevamiento por sectores, los que tienen saldo positivo son los empleos públicos, de casas particulares, monotributistas y monotributistas sociales. 

El sector privado, que emplea a más de la mitad del total de trabajadores registrados, perdió desde octubre de 2018 hasta el mismo mes de 2019 unos 160.900 empleos formales, y si se extiende la comparación con octubre de 2015 el resultado es de casi 230.000 empleos formales menos en el sector privado. 

Dentro de ese sector, los rubros con mayores caídas son Industria manufacturera, Comercio y reparaciones, Construcción y Transporte, almacenamiento y comunicaciones. El desempeño de la industria, tanto en el último año como en la comparación con 2015, es dramático: en términos interanuales se perdieron 52.900 empleos formales, y desde octubre de 2015 suman 167.400 empleos formales menos, lo que representa el 73% del total de empleos registrados que se perdieron en todo el período. 

En segundo lugar y con muchísima distancia se ubica el rubro Construcción, con 38.600 bajas, y Comercio y reparaciones se ubica tercero, con 33.500 trabajadores registrados menos.