El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, recibió esta tarde en la Gobernación a los representantes del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), quienes le expusieron el cuadro de situación de la educación de cara al inicio de la paritaria, que comenzará formalmente a mediados de enero. Fue la primera reunión entre las partes en el marco de la nueva gestión y los maestros se fueron conformes del encuentro por la predisposición del mandatario y de sus funcionarios para atender los problemas del sector.

«Encontramos un gobernador interiorizado sobre la situación docente y la educación en la provincia, predispuesto a escuchar los planteos de parte de los sindicatos», evaluó para Contexto Gustavo Salcedo, secretario gremial de Udocba, presente en calle 6.

Gustavo Salcedo (UDoCBA): «Encontramos un gobernador interiorizado sobre la situación docente y la educación en la provincia, predispuesto a escuchar los planteos de parte de los sindicatos».

«Nos vamos expectantes para que esta gestión dé soluciones a los reclamos, que se mejore el salario docente y que se sostenga la cláusula gatillo para combatir la inflación», definió en relación con algunos de los puntos tratados.

Los y las docentes valoraron también el hecho de ser recibidos por Kicillof en la Casa de Gobierno provincial, hecho que contrasta con la relación áspera que tenían con la exgobernadora, María Eugenia Vidal.

«Después de cuatro años de una lucha sostenida en defensa de la escuela y de una política de Vidal de ataque sistemático a la escuela y de desvalorización de los trabajadores de la educación, hoy volvimos a ingresar a la Casa de Gobierno de la provincia», destacó Silvia Almazán, secretaria adjunta de Suteba, quien también participó de la convocatoria.

Junto a Kicillof estuvo la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, y la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec. De parte de los gremios participaron los secretarios generales Roberto Baradel (Suteba), Mirta Petrocini (FEB), Miguel Díaz (Udocba), María Eugenia Vosilaitis (Sadop) y José Luis Giongrandi (AMET), además de otros representantes de esos gremios.

Los sindicatos habían presentado un pedido de entrevista la semana pasada y la respuesta fue casi inmediata. El objetivo del FUDB es sentar de acá en adelante las bases del diálogo para tener avances frente a la negociación salarial en paritaria. También con vistas a las comisiones técnicas por los temas de infraestructura, comedores escolares, formación docente, entre otros. Por el lado de Gobernación, apuntan a que las clases inicien en tiempo y forma, tal como indicó la semana pasada el Consejo Federal Educativo.

«Planteamos los problemas que se arrastran desde la gestión anterior y que no fueron atendidos ni escuchados», afirmó Salcedo. Desde Suteba, Almazán dijo que «la prioridad número uno es resolver el hambre de nuestros pibes y pibas», y en esa línea pidió que «se garanticen» los alimentos y los cupos en los comedores. En segundo lugar, remarcó el llamado a paritaria salarial para «recuperar poder adquisitivo perdido por la política económica del macrismo».

Otros temas que desarrollaron los sindicatos y que el gobierno prometió atender fueron resolver las situaciones más graves en materia de infraestructura y de aquellos docentes que fueron sumariados por el gobierno de Vidal por haber adherido a medidas de fuerza.

«Fue una reunión con la mirada puesta en reivindicar la escuela pública, valorizar el trabajo de los docentes y destacar que la educación es una centralidad en la política del gobierno», concluyó Almazán.

Al terminar, Vila expresó: «No hablamos solamente de lo salarial, sino del sistema educativo en su conjunto. Hay muchas dificultades y hay que abordarlas con trabajo articulado y comprometido entre todos los sectores».

Agustina Vila (Ministra de Educación): «Hay muchas dificultades y hay que abordarlas con trabajo articulado y comprometido entre todos los sectores».

Refiriéndose a la infraestructura escolar, sostuvo: «La prioridad es atender las urgencias en estos primeros cien días, haciendo las refacciones necesarias para comenzar las clases, luego vamos a trabajar sobre las ampliaciones». Agregó que «hay que atender 558 obras con distintas dificultades. Estas obras no se concentran en el conurbano sino que son municipios de toda la provincia, por lo cual estamos articulando muy fuerte con los distritos para priorizar las acciones a llevar adelante».

Por su parte, Ruiz Malec se refirió al diálogo con los gremios docentes y explicó: «Estamos viendo cuál es el punto de partida. La intención es resolver las paritarias, que exceden lo salarial: tienen que ver también con las condiciones de trabajo y la carrera administrativa. Con los docentes vamos a tener una agenda muy amplia». Y agregó: «La prioridad son los trabajadores y las trabajadoras del Estado y no haremos distinciones».