En el marco del golpe de Estado que lleva más de un mes de accionar violento en Bolivia, el gobierno de facto de ese país, que está violando todas las normas del derechos internacional y humanitario, ha montado un operativo de cerco militar-policial y grupos civiles violentos alrededor de la Embajada mexicana en ese país, donde se encuentran refugiados varios exfuncionarios que acompañaban al presidente constitucional Evo Morales, a quien se obligó a renunciar en el desarrollo del golpismo que tuvo y tiene el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los golpistas niegan la visa de salida a los asilados -entre los cuales está el ministro de la Presidencia, sociólogo y escritor Juan Ramón Quintana y el también exfuncionario, escritor, politólogo y coordinador de la REDH cap. Bolivia, Hugo Moldiz- y amenazan con invadir la sede diplomática para secuestrarlos, como están haciendo con una cantidad de perseguidos políticos en todos los departamentos de la nación andina. Como se sabe, hay denuncias de grupos humanitarios que llegaron a las zonas bolivianas más afectadas, que trabajaron bajo amenazas y constatan las graves violaciones a los derechos humanos, torturas y crímenes de lesa humanidad que se están cometiendo, así como la cantidad de casas de opositores quemadas, entre otros delitos.

El gobierno de México, que rescató y concedió asilo al presidente Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera y otros funcionarios, exige al Estado Plurinacional de Bolivia cumplir con sus obligaciones internacionales, garantizar la inviolabilidad de las misiones diplomáticas y cesar la política de hostigamiento y amedrentamiento.

En su mensaje diplomático, México responsabiliza a Bolivia por cualquier afectación a la sede diplomática, a su personal acreditado y a toda persona que se encuentre bajo protección del Estado mexicano en ese país.

El Capítulo Argentino de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad llama a la solidaridad internacional con los asilados en la Embajada y con los diplomáticos de México en Bolivia, y demanda que se posibilite de inmediato la salida de las personas asiladas, cuyas vidas corren peligro en un país donde hay muertos, desaparecidos, perseguidos y donde se han producido masacres, además de los brutales ataques raciales contra la población indígena. En Bolivia no se permite el trabajo de la prensa local ni internacional y, como a los opositores políticos, se la amenaza con las penas más graves bajo la acusación de terrorismo y sedición, mientras que los golpistas en el poder aplican el terrorismo de Estado contra miles de personas indefensas.

Solicitamos que todas las organizaciones populares hagan llegar su voz y su demanda a los organismos internacionales y que haya una respuesta inmediata. Asimismo que cese el accionar terrorista contra la población, las amenazas de actuar en algunas zonas contra sindicatos y trabajadores y la población civil y cesar con los intentos de proscribir al Movimiento al Socialismo (MAS) que preside Morales y otros dirigentes, cuando existe un llamado a elecciones, que no podrán transcurrir libremente en la condiciones actuales.

Señalamos que Bolivia presidida por Morales se había convertido en el único país con estabilidad y crecimiento económico de nuestra región en este año 2019, mientras que los organismos internacionales destacaban su gobierno por los logros no solo económicos, políticos y sociales, sino por su trabajo para eliminar el racismo que había convertido a esta nación en una sociedad donde primaba un apartheid en pleno siglo XXI, convirtiéndose en un Estado verdaderamente plurinacional y multiétnico con las plenas libertades de un socialismo democrático en camino hacia el buen vivir de los pueblos en armonía con la madre Tierra.

Truncar ese proyecto es el objetivo de las clases dominantes, al tiempo que retrotraernos al sometimiento y subordinación. La dignidad se hizo carne y se manifiesta en las luchas que sin duda ese pueblo valiente seguirá desplegando en las calles y en todos los escenarios.

Exigimos el inmediato salvoconducto de los referentes refugiados en la embajada de México y el inmediato fin a la persecución y revanchismo clasista y racista en Bolivia.

Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad Capítulo Argentina.