Según datos correspondientes al segundo semestre de 2019, el 55% de las y los niños de La Plata presentan cuadros de malnutrición, entre sobrepreso y desnutrición, cifra que supera con creces la media provincial, según datos aportados por el Movimiento Barrios de Pie.

El Área de Salud Colectiva de Barrios de Pie junto con el Observatorio Social por el Derecho de la Salud presentaron su informe sobre el Indicador Barrial de Salud Nutricional, el cual pone el foco en la talla y el peso de niños, niñas y adolescentes de la provincia de Buenos Aires. Según se detalla, el Área Metropolitana, correspondiente a CABA y los cordones del conurbano, con 27.726 casos relevados, de dos a diecinueve años, el 44,13% presentan cuadros de malnutrición: 2,03% bajo peso, 22,46% sobrepeso y 19,64% obesidad. Este número en los lactantes escala al 26,10%.

Las organizaciones destacan que estos niveles de malnutrición se deben fundamentalmente a la composición de las dietas de los niños, niñas y adolescentes, compuesta por derivados de la harina y la escasez de verduras, carnes y alimentos que aporten nutrientes, los que más se vieron incrementados por la escalada inflacionaria.

En La Plata, la situación se vuelve aún más preocupante. Sobre un total de 542 niñas, niños y adolescentes de entre dos y diecinueve años que concurren a comedores de la región, el 55,35% sufre malnutrición, de los cuales el 1,29% tiene bajo peso, el 28,41% sobrepeso y el 25,65% obesidad. Así, el número de la región escala 11 puntos sobre el promedio provincial. En cuanto a lactantes, estos cuadros llegan al 26,56%. Mientras que el 9,39% registra baja talla.

de 542 chicos de entre dos y diecinueve años que concurren a comedores de la región, el 55,35% sufre malnutrición, de los cuales el 1,29% tiene bajo peso, el 28,41% sobrepeso y el 25,65% obesidad.

«Estos números, que se encuentran por encima de la media provincial, van de la mano con los números que presenta la región con respecto al desempleo y la pobreza, que la colocan como una de las regiones más afectadas por el modelo económico que impulsó el gobierno nacional que finalizó el 9 de diciembre de este año», consideró Cristian Medina, responsable de Somos Barrios de Pie de La Plata, Berisso y Ensenada.

Más allá de la situación en Ensenada, donde el Ejecutivo de Mario Secco avanzó con la emergencia alimentaria, desde Barrios de Pie destacaron que en La Plata y Berisso no se han tomado medidas para combatir la situación. «La gestión de Julio Garro no toma medidas de fondo para solucionar esta problemática. Se recibe algo de la Municipalidad que termina siendo totalmente insuficiente, ya que en la ciudad han aumentado un 67% los comedores y copas de leche desde que ha asumido esta gestión. Además, en el marco del segundo mandato comunal han llevado adelante despidos de cientos de cooperativistas, además de negar la ayuda por fin de año, lo cual agravará aún más el drama alimenticio», destacó Medina.

Medina: «La gestión de Julio Garro no toma medidas de fondo para solucionar esta problemática. en la ciudad han aumentado un 67% los comedores y copas de leche desde que ha asumido este intendente».

«En Berisso ocurrió algo similar, con la particularidad de que el año pasado las organizaciones sociales, luego de debates y búsqueda de consenso en el Concejo Deliberante, hemos conseguido la ordenanza de Soberanía Alimentaria, que creó una Mesa Multisectorial donde se llevarían adelante una serie de relevamientos para conocer con mayor exactitud el panorama nutricional en la ciudad. No obstante, la gestión anterior hizo todo lo posible para que nunca se desarrollara con plenitud, en una brutal muestra de insensibilidad, que a la larga terminó desencadenando en la humillante derrota electoral del exintendente Jorge Nedela», detalló.

En este escenario, desde Barrios de Pie apuestan a una pronta solución de la problemática, tras la creación del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, lanzado por el presidente Alberto Fernández. «Se pondrá como prioridad la lucha por la erradicación del drama nutricional, con la participación, como va a suceder, de las distintas organizaciones sociales que son las que sostenemos los comedores y merenderos que han sido los lugares de contención ante las nefastas políticas que llevó adelante el macrismo», sostuvo Medina.