Apenas terminó de asumir su nuevo mandato como intendente de La Plata, Julio Garro retomó los violentos operativos contra trabajadores ambulantes que signaron los últimos cuatro años de gestión. Tal como sucedió a los pocos días de llegar al poder en 2015, Garro volvió a «inaugurar» su administración con represión en las calles del casco céntrico de la ciudad.

Si bien los paulatinos despliegues de seguridad montados por la Comuna se mantuvieron constantes en las últimas semanas, la jornada de ayer volvió a tener un violento episodio ocurrido en la zona de diagonal 80 y 4 que dejó el saldo de dos detenidos: un mantero senegalés y otro migrante que intentó intervenir en solidaridad.

Omar Guaraz (titular del Sindicato de Vendedores Ambulantes): «Una vez electo Garro, volvió la represión como única respuesta estatal ante el tema de los vendedores ambulantes».

El hecho, donde se puede observar el accionar violento de efectivos policiales, quedó registrado a través de un video que filmó una vecina que también intentó respaldar al trabajador. Ambos fueron trasladados a la Comisaría Primera, en 53 e/ 9 y 10, bajo la figura de resistencia a la autoridad.

«El director de Control Urbano y el secretario de Seguridad nos habían prometido controles», fueron las palabras del titular del Centro Comercial de calle 8, Guillermo Savioli, semanas atrás. Durante el período de asunción de autoridades, los despliegues de seguridad quedaron paralizados, pero ahora volvieron a ser eje central de la agenda de Garro.

«Desde las últimas elecciones hasta hoy, la represión y los detenidos incrementaron. Estamos hablando de más de sesenta detenciones en este corto tiempo. Previo a las elecciones hubo un impasse por un tema electoral. Pero, una vez electo Garro, volvió la represión como única respuesta estatal ante el tema de los vendedores ambulantes», dijo a Contexto Omar Guaraz, titular del Sindicato de Vendedores Ambulantes integrado a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Guaraz fue uno de los referentes gremiales que siguió de cerca todas las intervenciones represivas que el gobierno comunal ejerció contra los manteros, eje que este año se convirtió en elemento central de la campaña política, en especial a raíz de la militarización de Plaza San Martín para impedir la realización de la feria de ropa reciclada.

Guaraz: «las detenciones son realizadas bajo figuras como resistencia y atentado a la autoridad, para generar un disciplinamiento que nunca obtienen».

«Lo que ocurre en La Plata es que las detenciones son realizadas bajo figuras como resistencia y atentado a la autoridad, para generar un disciplinamiento que nunca obtienen. Estas prácticas se repiten en todos los municipios gobernados por el macrismo. Desde 2017 a esta parte hay cada vez más manteros y más gente trabajando en la calle. El caso más sintomático es el de Plaza San Martín de La Plata», dijo Guaraz, quien sostuvo que «Garro no solo avanza sobre los vendedores callejeros, sino también contra el trueque y las ferias americanas a cielo abierto».

Cabe destacar que, a días de llegar al poder en 2015, Garro debutó en sus funciones con otro episodio represivo en la ciudad, cuando un cordón policial apostado frente al palacio de la Municipalidad reprimió con gases y balas de goma a trabajadores cooperativistas que reclamaban mejoras laborales.