El padre Francisco Paco Olveira, de Curas en Opción por los Pobres, encabezará una huelga de hambre los días 17, 18 y 19 de diciembre frente del Palacio de Tribunales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en reclamo por los presos políticos detenidos durante la gestión anterior. En su discurso de asunción a la presidencia, Alberto Fernández expresó su rechazo a la persecución de militantes políticos: «Nunca más a una Justicia que persigue según los vientos políticos de turno».

Acompañarán la manifestación el secretario de Derechos Humanos de Avellaneda, Claudio Yacoy, el dirigente de la Tupac Amaru, Alejandro Coco Garfagnini, el profesor y ex preso político Fernando Esteche, el pastor Fernando Suárez, el representante de FOK y Foro Quilmes, Enrique Castro, la consejera nacional del Partido Justicialista de La Plata, Marcela López, el representante del MILES, Carlos Sánchez, la representante de Unidad de Bases Buenos Aires, Nora Leguizamón, y el representante de la organización 5 de noviembre, Diego Molina.

«Los presxs políticos han sufrido y sufren consecuencias físicas y emocionales irreversibles además de los constantes malos tratos recibidos»

En la convocatoria denunciaron la falta de respeto al debido proceso legal y la presunción de inocencia, que son principios esenciales del Estado de derecho. En esta línea, manifestaron que durante la gestión de Mauricio Macri «se practicó la persecución política y la violencia institucional a través de la aplicación de la ‘prisión preventiva’ alegando que los encausados pueden obstaculizar los procesos judiciales». Cabe destacar que las personas detenidas también sufren problemas de salud y no reciben atención médica.

«Los presxs políticos han sufrido y sufren consecuencias físicas y emocionales irreversibles además de los constantes malos tratos recibidos», destacaron en el comunicado que convoca a una conferencia de prensa para el jueves a las 11 de la mañana en la puerta de Tribunales. «La exigencia democrática de nuestro pueblo es su inmediata libertad, responsabilidad que le cabe a jueces y magistrados que deben revocar las prisiones preventivas, revisar causas y terminar con un estado de excepción», sostuvieron en la convocatoria.

«No pedimos amnistía ni indulto; nunca lo solicitaron los presos políticos, ni ninguna de las organizaciones que mantuvimos esta causa»

La representante del Foro por la democracia y la libertad de lxs presxs políticxs, Elisa Giordano, manifestó que la persecución está enmarcada en el proceso denominado lawfare o guerra judicial, donde existe un abuso de los procedimientos legales que busca mantener una apariencia de legalidad, en connivencia con el poder político y el mediático. «No pedimos amnistía ni indulto; nunca lo solicitaron los presos políticos, ni ninguna de las organizaciones que mantuvimos esta causa desde hace cuatro años. Primero con Milagro Sala –primera presa política– hasta hoy, con todos los compañeros que siguen presos», expresó Giordano.

Giordano también comentó que tanto el Foro como las otras organizaciones convocantes (Comité por la Libertad de Milagro Sala, Liga Argentina por los DDHH, Asamblea Permanente por los DDHH, Organización Barrial Tupac Amaru e Intersindical de Derechos Humanos) mantuvieron una reunión con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. «Nos presentó una propuesta para llevar al Congreso y de esa manera poder hacer cumplir todo lo que estamos pidiendo: dejar sin efecto prisiones preventivas, revisar las causas», entre otros pedidos.