Desde el Foro Agrario Nacional, que nuclea al sector de la agricultura familiar, apoyaron las actualizaciones en las retenciones agropecuarias que dispuso el sábado el gobierno nacional. Se manifestaron de acuerdo con esta «medida redistributiva, en momentos de una Emergencia Social y Alimentaria».

El comunicado de esta entidad consideró «lógico» que el nuevo gobierno actualice el derecho a la exportación y consideraron que las retenciones deben ser «segmentadas» según la facturación de las cooperativas y la situación de las economías regionales. «Si todo el campo no es lo mismo tampoco lo son las capacidades contributivas de los productores. Nosotros reclamamos que se haga justicia. Que paguen más los que más tienen», afirmaron.

«Nosotros reclamamos que se haga justicia. Que paguen más los que más tienen»

La medida que tomó el gobierno apunta a engrosar los ingresos fiscales en medio de la crisis económica y social que dejó el macrismo. El cambio en el esquema de retenciones deja sin efecto el límite de cuatro pesos por dólar de retención y sube los derechos de exportación para determinadas posiciones arancelarias.

El foro integrado por decenas de organizaciones de la agricultura familiar pidió a Alberto Fernández que los convoque a sentarse a dialogar porque «la Mesa de Enlace no representa el territorio, ni tiene propuestas concretas para luchar contra el hambre ni la crisis alimentaria», política prioritaria de la nueva gestión. En su discurso de asunción del 10 de diciembre, el presidente había pedido un aporte solidario de los que más tienen para reactivar la economía, en un contexto de altos índices de pobreza y desempleo.

Desde que se oficializó la actualización, los productores rurales expresaron su descontento por el nuevo esquema de retenciones y el tema se posicionó en el centro de la agenda mediática. «A la sociedad civil y al pueblo, no se dejen engañar por discursos que defienden intereses concentrados contrarios al bienestar del pueblo, lejanos a luchar contra el hambre», sostuvieron desde el Foro.

«la Mesa de Enlace no representa el territorio, ni tiene propuestas concretas para luchar contra el hambre ni la crisis alimentaria»

«No hay un solo campo. Por un lado, existe un campo concentrado que gana con la especulación financiera, la devaluación, que desaloja familias campesinas e indígenas y no le preocupa la destrucción de los bosques nativos ni la contaminación con agrotóxicos», señalaron. «Por otro lado, estamos las y los del campo cooperativo, que generamos más del 54% del empleo rural, agrario, producimos alimentos para el pueblo, fuimos perjudicados por la devaluación y motorizamos un cambio de modelo productivo hacia la agroecología y la democratización de los canales de comercialización», distinguieron.

Indicaron también que diseñaron un Programa Agrario Soberano y Popular con veintiún propuestas presentado en diez provincias con el fin de elaborar políticas públicas para el sector.