Las asambleas recordaron que el Plan de Reducción de Riesgos de Inundación (PRRI), conveniado por la Municipalidad y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), fue «presentado en tiempos preelectorales como un hecho histórico». Sin embargo, en el Presupuesto 2020 enviado al Concejo Deliberante «no figura», desconociendo así «cada una de las propuestas expresadas en el informe final presentado» como promesa por parte del intendente Julio Garro.

«Hizo una campaña sobre eso y en el Presupuesto 2020, que es su intención, es decir, lo que dice a los concejales y la ciudadanía cuál es su plan de gobierno para el año que viene, no se corresponde en nada con lo que se dijo en la campaña electoral», explicó a Contexto Alejandro Albano, referente de las asambleas platenses.

«La comunicación es vital para que los vecinos sepan los resultados de este Plan, qué tiene definido para cada uno de los 350 barrios en nuestra ciudad»

Vale recordar que la campaña de Garro, que esta semana asumió su segundo mandato al frente de la Comuna, se basó en despegarse de su partido y en señalar que en 2015 la ciudadanía le dio «la misión de que la inundación no pase nunca más». «Cuando me elegiste, supe que me estabas dando una misión: trabajar para que nunca más un platense muera con una lluvia», agregaba en sus spots el jefe comunal.

Las asambleas destacan que el PRRI realizado por profesionales de la UNLP presenta medidas para la prevención, alerta y acción en las emergencias, por lo que debe implementarse sin demoras. «El intendente debe cumplir con lo expresado mediáticamente y convertir esta acción en una política de Estado», sostuvieron en un comunicado.

En la misma línea, y tras la presentación de su nuevo Gabinete, desde las asambleas alertaron sobre la falta de jerarquización del área de Gestión de Riesgo. «El PRRI sugería, como una buena norma, que fuera una secretaría. En el acto donde el intendente presentó su Gabinete quedó claro que no existe esa secretaría, con la cual entendemos que sigue siendo un programa dentro de la Secretaría de Coordinación», detalló Albano.

Esta falta de prioridad en el área encargada del riesgo es acompañada por una planta de personal en un 60% temporaria –»impidiendo con ello la formación especializada y la continuidad»– y con la falta de partida destinada al área de comunicación para hacer llegar la información correspondiente a los barrios platenses, según detallan desde las asambleas.

«La comunicación es vital para que los vecinos sepan los resultados de este plan, qué tiene definido para cada uno de los 350 barrios en nuestra ciudad, cada uno con su nivel de peligrosidad, y el nivel de riesgo que tiene ante una tormenta severa como la del 2 de abril. Es vital que esa información llegue a los vecinos», consideró Albano. «Aparte, tiene definido los servicios públicos, las áreas de salud que tiene el barrio, lugares en principio que podrían ser calles seguras para salir», detalló.

Respecto de las obras, los espacios vecinales destacan un fuerte recorte de la partida de 2020 en relación con la de 2019, reduciéndose «a la tercera parte» en términos reales, al tiempo que resta la ejecución de obras pendientes ya previstas. «El presupuesto muestra que esta área no es prioritaria», destacaron.

«Ha bajado el nivel de inversión con respecto al año pasado y se agrava con inflación, que mínimo fue un 50% en 2019. Lo mínimo que tendrían que hacer es mantener ese nivel de inversión y agregarle 50%. Ni siquiera eso, sino que bajó», explicó Albano.

«la Municipalidad tiene que hacer las obras de infraestructura, menores si se quiere, que son troncales y pluviales que permiten el escurrimiento hacia los arroyos»

De la misma forma, Albano explicó que las grandes obras hidráulicas no se realizaron por gestiones municipales sino por provinciales. Sin embargo, fueron subejecutadas, por lo que exigen que Garro reclame en nombre de sus ciudadanos. «Hay una responsabilidad del intendente en su gestión de no hacer las gestiones correspondientes para que no se subejecuten las partidas, y la Municipalidad tiene que hacer las obras de infraestructura, menores si se quiere, que son troncales y pluviales que permiten el escurrimiento hacia los arroyos», destacó el vecino.

En este marco, las asambleas convocan al intendente a cumplir con su palabra y que el presupuesto que pueda aprobar la semana próxima el oficialismo, al contar con una mayoría en el Concejo, sea reconsiderado. «Necesitamos los recursos para la implementación del PRRI. No queremos que este trabajo, este plan que han hecho setenta profesionales de nuestra Universidad, que genera mucha información valiosa para la toma de decisiones, quede en un plan muy lindo guardado en el cajón del intendente», concluyó Albano.