Tras la masiva movilización de este jueves, la negativa del intendente de La Plata, Julio Garro, para reincorporar a los cooperativistas despedidos persiste. A través de su secretario de Coordinación Municipal, Oscar Negreli, la Comuna manifestó que la decisión está tomada. Por su parte, los trabajadores difundieron los chats con el funcionario, quien lanza fuertes agravios a los referentes de las organizaciones.

Una contundente movilización desde Plaza Italia a Plaza Moreno cruzó la ciudad el jueves para exigir la reincorporación de los más de 150 trabajadores despedidos de la gestión municipal. Los cooperativistas recordaron el compromiso de la Comuna para devolverlos a sus puestos y la posterior marcha atrás de tal promesa, alegando que un comunicado de las organizaciones había molestado al propio intendente. Ayer, en una nueva reunión, el Municipio volvió a apuntar contra ese comunicado y ratificó su negativa.

Leer también: «Que Garro nos eche significa quedarnos sin nada, en la calle»

Vale recordar que el 22 de noviembre los cooperativistas señalaron que habían obtenido la incorporación tras intensas jornadas de lucha. El comunicado en sí no distaba de otros que se dan en estos marcos, pero días después Negreli notificó mediante whatsapps a los que pudo acceder Contexto que eso no se haría efectivo.

El 26 de noviembre, consultado por Ángel Ibáñez, referente del Movimiento Surge, para ver si podía llamarlo, en los chats Negreli se muestra contundente. «Hasta que no rechacen públicamente ese comunicado que rompió todo diálogo, no hay nada que conversar», sostiene el funcionario, que a continuación envía la gacetilla en cuestión.

En la conversación, Ibáñez recuerda lo acordado el 22 de noviembre, donde Negreli manifestó que los despidos se trataron de un error administrativo. «Vos estás poniendo en riesgo el trabajo y el sueldo de compañeros, o sea la vida en sí misma de cientos de familias por un comunicado», apuntó el dirigente.

Lejos de reconocer los errores, Negreli destacó que «en riesgo» los pusieron las organizaciones «por ese comunicado de revolución de pacotilla». «Ustedes patearon el tablero, deja de tomarme de boludo», agregó. En la misma línea, el funcionario llama a «que sean adultos» y que «no jueguen con la gente con aires de revolucionarios con olor a naftalina».

Con este escenario, la movilización y reunión de este jueves estuvo atravesada por el comunicado en sí, pero no hubo respuesta respecto de la reincoporación. «Nos planteó que nos retractemos. Hicimos una nota de retracción muy cortita, para terminar con todo si eso es lo que impide que los compañeros cobren. Nos dijo que no, que eso era una barbaridad, que quería una cosa mucho más amplia. Nos sentamos a leer otra vez el comunicado, que no dice nada, pero bueno, hicimos otro más extenso y tampoco le gustó. Así que entendimos que es una decisión política y el comunicado termina siendo una excusa», explicó a Contexto Ibáñez.

IBáÑEZ: «Nos planteó que nos retractemos. Hicimos una nota de retracción para terminar con todo si eso es lo que impide que los compañeros cobren. Nos dijo que no».

Sin soluciones por parte de Negreli, los dirigentes buscarán una reunión con el propio intendente. «Pedimos una reunión formal con Julio Garro por privada para cambiar interlocutor», explicaron.

En caso de no haber respuestas, el lunes próximo, cuando el jefe comunal renueve su segundo mandato, se encontrará con un acampe en las puertas del Palacio Municipal.