Tras la tormenta del viernes que dejó sin luz a vastas zonas de la ciudad, en la localidad de Gonnet los problemas con el suministro se prolongaron. Ayer hubo cortes en la zona de 502 a 496, y de 2 a 9. «En siete días, van cinco sin luz en Gonnet», se quejaron los vecinos en un comunicado.

Las fallas en el servicio son una constante en esta zona de la ciudad, a lo que se suma la falta de agua potable por el alto contenido de cloruros que obliga a los vecinos a buscar bidones en las delegaciones de Gonnet y Villa Castells. Desde el viernes, cuando una tormenta generó cortes en distintos puntos de La Plata, la situación no se normalizó y los vecinos estallaron de bronca por tener un servicio cuyo funcionamiento lejos está de adecuarse a los altos costos por los tarifazos que aplicaron los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

«Gonnet viene sufriendo cortes e interrupciones del servicio eléctrico en distintas zonas, en forma intermitente, a veces durante largas horas y otras en varios momentos del día en que se corta y vuelve como si estuvieran probando. Eso ocasiona que se dañen o inutilicen heladeras, computadoras y varios electrodomésticos en los hogares de quienes habitan el barrio», expresaron.

«Gonnet viene sufriendo cortes e interrupciones del servicio eléctrico en distintas zonas, en forma intermitente. Eso ocasiona que se dañen o inutilicen heladeras, computadoras y varios electrodomésticos»

Los cortes de ayer fueron en la zona de 502 a 496 y de 2 a 6. También en 500 y 12, 7 y 508, 503 y 5, y 491 de 4 a 6.

La empresa distribuidora de energía Edelap había comunicado que el servicio se restituiría a lo largo del fin de semana.

Gerardo, uno de los vecinos afectados, dijo a Contexto que estuvo sin luz luego de la tormenta y también en los últimos días. «Estuve sin luz el viernes desde las 15 hs, cuando empezó la tormenta, hasta la 1:30 del sábado. Sé que hay vecinos que tuvieron inconvenientes por más tiempo. El corte fue total desde 6 y 497 en dirección a la autopista y hacia City Bell».

«En los últimos tres años y medio los cortes se incrementaron, ya que no pasa una semana sin que haya tres o cuatro cortes», señalaron los vecinos. «Y esto pese a coincidir con que el gobierno autorizó a las empresas cobrar enormes aumentos que acumulan en tres años más del 2.000% y que evidentemente no se usó para realizar inversiones para mejorar el servicio y solo sirvió para engrosar las ganancias de los empresarios dueños de las mismas y amigos del poder», apuntaron.

A pesar de la deficiencia en el servicio, las empresas energéticas fueron uno de los pocos sectores beneficiados por la política económica del macrismo. En promedio, entre 2015 y 2019 incrementaron sus ingresos por ventas 995%. Esto les permitió acrecentar sus márgenes de rentabilidad. El dato pertenece a un reciente informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).