Con el apoyo de donantes y pacientes, los trabajadores y trabajadoras del Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires (15 y 66) realizaron un abrazo a la institución en reclamo del pase a planta permanente y de que se garanticen los insumos para su labor diaria.

Según detallaron trabajadores del lugar a Contexto, el 10%, sobre un total de 120, son monotributistas con contratos hasta el 31 de diciembre, sin garantía alguna de su continuidad laboral, por lo que exigen formar parte de la planta permanente del Instituto.

denunciaron que el 10% de los trabajadores, sobre un total de 120, son monotributistas con contratos hasta el 31 de diciembre, sin garantía alguna de su continuidad laboral.

«Son recursos capacitados, son los que sostienen al igual que el resto de los trabajadores que ya somos planta permanente el Instituto. Son técnicos de hemoterapia, promotores, comunicadores, son los que convocan y atienden a todos los donantes y es fundamental que estos compañeros mantengan su trabajo», detalló Alejandra Toledo, trabajadora del Instituto hace dieciocho años.

Otro de los grandes problemas es la escasez de insumos, recurrente a lo largo del año. Vale destacar que desde 2015 el Instituto –definido como un hospital especializado– depende de la Subsecretaría de Planificación y Contralor Sanitario, un organismo de índole administrativa, lo que genera «cierto desconocimiento del tipo de insumos» que necesitan los trabajadores, por lo que hay demoras en la entrega.

«Se atrasan. Esto va conjuntamente con la situación presupuestaria de la provincia, que hay una escasez para los recursos en salud, un reclamo que nosotros también levantamos. Necesitamos que se garantice la continuidad de los insumos para la debida atención», destacó Toledo.

Vale destacar que el Instituto recibe a los donantes, estudia su sangre, la procesa y distribuye para la transfusión segura de los pacientes, al tiempo que controla los Servicios de Hemoterapia bonaerenses, un trabajo crucial para la salud pública de la provincia.

En este marco, los trabajadores y trabajadoras destacan la importancia de los insumos para su labor. «Queremos cuidar a los trabajadores, a los donantes y los pacientes que reciben la sangre que colecta el Instituto de Hemoterapia», remarcaron.

«No queremos más parches en lo que tiene que ver con insumos. Si bien la red, que tiene que ver con el sistema provincial de hemoterapia, viene funcionando, nosotros insistimos, pedimos y exigimos que se garanticen los insumos para la atención de los donantes», sostuvo Toledo, y detalló que «no es que hubo faltante o se dejó de atender», pero «queremos que se garantice y que no sean parches, porque no queremos llegar a una situación límite o de crisis».