En un clima de fuerte expectativa por el traspaso de poder pautado para el 10 de diciembre, una multitudinaria movilización colmó el centro de La Plata de la mano de los estatales de ATE de la provincia de Buenos Aires, quienes ratificaron la exigencia a María Eugenia Vidal por la continuidad de 11 mil trabajadores de la Administración Pública, cuyos contratos se vencen el próximo mes de diciembre.

De cara a una gestión de Cambiemos que dejará el poder en apenas semanas, el gremio instó a la gobernadora a «hacerse cargo de su mandato hasta el final» y garantizar no solo la estabilidad sino los pases a planta permanente correspondientes. Según denuncian, Vidal inauguró la «modalidad precarizante de contratos autónomos», que pone en total deriva los derechos y garantías de los trabajadores, así como desfinancia también IOMA y el IPS por la inexistencia de aportes jubilatorios y coberturas.

Vidal inauguró la «modalidad precarizante de contratos autónomos», que pone en total deriva los derechos y garantías de los trabajadores.

«Estamos a fin de año y está en juego la continuidad laboral. Reclamamos que Vidal, antes de irse, cumpla con los compromisos que asumió», destacó el secretario General de ATE bonaerense, Oscar De Isasi, quien encabezó la movilización que partió en la mañana desde Plaza Italia y culminó al mediodía frente al palacio de Gobernación.

«A Vidal se la intentó proteger de los medios y es una de las principales responsables del desastre enorme del país. Sin el apoyo de diputados y senadores de la provincia y sin el aval de la gobernadora no se podría haber hecho lo que se hizo en Argentina. Buenos Aires es una provincia que si se para de manos hace inviable la gobernabilidad del país. Ella fue partícipe de ese proceso y en territorio bonaerense hizo lo mismo», agregó.

«Redujo partidas de políticas sociales como salud, educación y niñez, precarizó las relaciones laborales, endeudó irresponsablemente la Provincia. Gobernó para los grupos concentrados, en detrimento de las mayorías. El resultado es más miseria, más pobreza, más precarización laboral», añadió De Isasi.

Por otro lado, además de plantar las demandas en medio de la transición de retirada de Vidal, el mensaje de la jornada también tuvo el foco puesto en el entrante de Axel Kicillof, quien ya prepara su esquema. Al igual que otros sectores, el gremio estatal mantiene firmes las expectativas sobre cómo recogerá estas demandas la próxima Administración, ya en manos del Frente de Todos.

Oscar De Isasi: «Nosotros vemos con mucha esperanza la próxima gestión, como la mayoría del pueblo, con mucha expectativa».

«Nosotros vemos con mucha esperanza la próxima gestión, como la mayoría del pueblo, con mucha expectativa. Esperamos que pueda dimensionar cómo abordar la emergencia alimentaria, educativa y laboral. Queremos reunirnos con Kicillof para plantearle en qué estado está la Provincia, plantearle las propuestas que tenemos», agregó el referente sindical.

Asimismo, otro de los puntos que preparan para tratar de cara a la próxima gestión es la de retomar las relaciones con el gobierno de Venezuela para concretar la finalización de los buques Eva Perón y Juana Azurduy, a cargo de la empresa naval del Estado provincial Astillero Río Santiago.