Los conflictos con la obra social IOMA no cesan. Los trabajadores de distintas áreas de prestación de servicios incrementan los reclamos por salarios sin pagar así como por otras vulneraciones laborales. A las demandas planteadas por psicólogos y farmacéuticos se suman ahora terapistas ocupacionales bonaerenses, quienes se encuentran en una delicada situación por cobros adeudados desde hace varios meses.

Si bien el reclamo comienza a agudizarse a esta altura del año, las decenas de trabajadoras de este sector afirman que «en cuatro años de gestión del actual Gobierno, jamás hubo un período de pagos regularizados en tiempo y forma». Por falta de representación gremial y la vulnerabilidad por ser pocas trabajadoras en relación con otras disciplinas, las terapistas ocupacionales no logran obtener la atención de las autoridades y no consiguen respuestas.

«en cuatro años de gestión del actual Gobierno, jamás hubo un período de pagos regularizados en tiempo y forma»

«Hay chicas que en agosto les pagaron una parte de lo que les debían de febrero, y de agosto a esta parte no les pagaron. Yo cobré en septiembre, y con ese ritmo ni siquiera podés llevar la cuenta específica de qué es lo que te están pagando porque no tenemos acceso a ningún balance o informe oficial. Vos mismo llevás la cuenta, pero capaz te pagan el 10% de eso, y a los dos meses te pagan otros 10», dijo a Contexto Yamila Nicora, una de las tantas terapistas ocupacionales que se organizaron por sus propios medios para poder unificar el reclamo.

Hasta el momento, desde la obra social conducida por Pablo Di Liscia solo les dijeron que «pondrían a dos personas más a trabajar en las liquidaciones» para poder regular la situación, pero no hubo avances. Mientras tanto, los servicios deben continuar para rehabilitación física de pacientes, ya que no pueden interrumpirse.

«Estamos trabajando gratis y los pacientes quizás no lo saben. Necesitamos que se sepa este problema»

«Estamos trabajando gratis y los pacientes quizás no lo saben. Necesitamos que se sepa este problema. Nosotros encima preguntamos qué va pasar y nos responden que esperemos, porque estamos en un momento de transición. Es muy difícil, porque a esta altura ya parece una transición que está llevando cuatro años», agregó Nicora.

Otra de las peleas que las trabajadoras del sector están planteando es la de la colegiación de la profesión, herramienta que les permitiría fortalecer el reclamo en términos gremiales. Este punto fue planteado por el sector hacia el gobernador bonaerense electo, Axel Kicillof, como un tema a discutir de cara a los años próximos.

Cabe recordar que, esta semana, desde el Colegio de Farmacéuticos de La Plata reclamaron a las autoridades de IOMA que paguen las «deudas vencidas en noviembre de los meses anteriores» o, de lo contrario, el servicio de entrega de medicamentos a los afiliados se verá empañado.

«Desde el Colegio de Farmacéuticos de La Plata, exigimos el pago de las deudas vencidas en noviembre que corresponden a las recetas dispensadas en julio, agosto y septiembre. De no ser así, no podremos realizar la atención como sus afiliados merecen», manifestaron.