Este jueves, cuando las organizaciones sociales y sindicales se reunieron en la sede de la CTA Autónoma (6 e/ 57 y 58) para definir acciones en el marco del plan de lucha por la reincorporación de los cooperativistas despedidos este mes por la gestión de Julio Garro, personal policial se presentó en la reunión, según detallaron en conferencia de prensa el viernes.

Según describieron, alrededor de las 17:30 del jueves se presentó un móvil policial para saber qué tipo de convocatoria se había realizado, qué organizaciones iban a estar y cuántas personas iban a concurrir, cuestiones que fueron atendidas por Pablo Centurión, secretario de Organización de la CTA Autónoma bonaerense.

Sin embargo, la situación se agravó aún más. «Se dejó apostado frente al edificio una guardia policial de cuatro policías femeninos que hasta la finalización de la reunión, alrededor de las 20.15 de la noche, permanentemente estuvo abordando a cada uno de los concurrentes que se retiraba de la reunión consultándole las mismas preguntas y cuáles eran los motivos de la reunión, cuánto tiempo faltaba», relató Carlos Díaz, secretario gremial del sindicato.

Leer también: La Plata: masiva movilización por los más de quinientos cooperativistas despedidos

«Entendemos que es un acto de espionaje e inteligencia sobre el conjunto de las organizaciones que están peleando por el trabajo. Responsabilizamos a la gobernadora María Eugenia Vidal, al ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, y al intendente Julio Garro», alertaron en la conferencia de prensa.

«Creemos que es una provocación más, pero hay que poner un alerta. Han dado un paso muy peligroso para la paz y la tranquilidad que nos merecemos los argentinos, los platenses y los bonaerenses»

Los sindicatos y las organizaciones, que la semana pasada protagonizaron una masiva movilización para exigir la reincorporación de los trabajadores, enmarcan este hecho como una alerta ante la lucha que están llevando a cabo. Se da en medio de un conflicto, en una sede sindical tan importante como la CTA-A. Es un atropello y no es casual. «Creemos que es una provocación más, pero hay que poner un alerta. Porque una cosa es una provocación política en el marco de la calle, como las que sufrimos durante estos cuatro años de Vidal y de Garro, pero con esto han dado un paso muy peligroso para la paz y la tranquilidad que nos merecemos los argentinos, los platenses y los bonaerenses», denunció Ángel Ibáñez, del Movimiento Surge, la organización que más cooperativistas cesanteados tiene. Y agregó: «No es cualquier cosa que te manden policías de civil que te pregunten quá van a hacer en una reunión, porque te lleva a situaciones muy oscuras de nuestro país».

En este marco, en estado de alerta, las organizaciones mantendrán una reunión este viernes con autoridades municipales a la espera de que den una respuesta concreta sobre los despedidos. «Queremos que el Municipio públicamente diga que no va a haber más despidos ni persecuciones a compañeros. Hay un intento de Garro de llevar la discusión hacia la idea del manejo de las organizaciones pero encubriendo un intento de ajuste muy grande», explicó Edgardo Jalil, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.