En el marco del golpe de Estado y la brutal represión en Bolivia, la policía de ese país detuvo a cuatro médicos de la misión cubana. En la detención ilegal de la jefa de la misión participó un auto civil con matrícula de la Embajada de Estados Unidos. Luego de las denuncias y las quejas del gobierno cubano, tras estar varias horas detenidos, los médicos fueron liberados. Cuba anunció que retirará de Bolivia a todo el personal de la misión, integrada por más de setecientos médicos.

El canciller de la República de Cuba, Bruno Rodríguez, comunicó por Twitter que el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país demandaba «la inmediata liberación de cuatro colaboradores de la salud cubanos detenidos en Bolivia bajo calumniosas imputaciones, el cese de la campaña política de instigación a la violencia y el odio contra el personal cubano y garantías para su retorno seguro a la Patria».

«Un vehículo de la Embajada de Estados Unidos placa 28-CD-17 participa en operativo de policía de Bolivia que detuvo a médicos cubanos en Ave Enrique Herzog, Achumany, Zona Sur, La Paz. La Embajada de EEUU participa en instigación a la violencia contra médicos cubanos», sostuvo Rodríguez.

Horas más tarde, tras las quejas formales y las denuncias públicas del gobierno cubano, los médicos fueron liberados. El ministro de Salud de Cuba, José Ángel Portal Miranda, señaló: «La Jefa de la Brigada Médica Cubana en Bolvia, Dra. Yoandra Muro Valle, después de haber sido sometida a una injustificada retención e interrogatorio por parte de la policía, regresó a la sede de la coordinación con los compañeros que habían sido retenidos junto a ella».

Cuba anunció el retiro de Bolivia de los más de setecientos médicos que cumplen misión en ese país y denunció la campaña de agresión y hostigamiento por las redes sociales.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba señaló: «En las últimas horas distintas autoridades actuantes en el Estado Plurinacional de Bolivia han presentado la idea de que colaboradores cubanos alientan las protestas que se están produciendo en Bolivia, a lo que se une un enfoque similar en redes sociales, a través de cuentas de dudosa procedencia y perfiles falsos que incitan a la violencia contra el personal de la salud», y se remarcó que dadas las circunstancias «se ha decidido el retorno inmediato a la Patria de los colaboradores cubanos».

«El Ministerio de Relaciones Exteriores llama a las autoridades de Bolivia a detener la exacerbación de irresponsables expresiones anticubanas y de odio, difamaciones e instigaciones a la violencia contra los cooperantes cubanos, quienes han brindado su aporte solidario a la salud de ese hermano pueblo boliviano. Los millones de bolivianos que han recibido la altruista atención de los cientos de médicos cubanos, conocen perfectamente que las mentiras no podrán ocultar la meritoria contribución y noble propósito de nuestros profesionales de la salud», concluye el comunicado.