De qué modo salir de la crisis que deja el gobierno de Mauricio Macri, superando la restricción externa al crecimiento para avanzar en el desarrollo de la economía argentina, fue el eje de la charla «La restricción externa en un modelo de desarrollo», que se realizó ayer por la tarde en el marco del IV Congreso de Economía Política para la Argentina (EPPA), en la Universidad Nacional de Hurlingham.

En una sala colmada de docentes, alumnos y economistas, los ex presidentes del Banco Central Alejandro Vanoli y Arnaldo Bocco, la economista y diputada nacional Fernanda Vallejos y el secretario de Hacienda de La Matanza, Roberto Feletti, describieron la crítica situación económica y financiera argentina y qué instrumentos está en condiciones de aplicar el próximo gobierno para salir de a poco de la crisis.

Estimular la demanda para poner en funcionamiento la economía, fomentar las exportaciones para generar dólares genuinos y renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional fueron algunos de los puntos. «Crecer para pagar después» fue la idea en común.

«La crisis del sector externo está en la raíz de los problemas que aquejan a nuestra economía», apuntó Vallejos, quien cuestionó la fuga de capitales financiada por la deuda que contrajo el gobierno de Macri, agravada tras el acuerdo con el FMI que «no trajo ningún beneficio para la Argentina».

La economista sostuvo que «durante el período de vigencia del acuerdo perdimos 51.000 millones de dólares, más reservas que los 45.000 millones de dólares que entraron a través de los desembolsos del FMI». La fuga de capitales fue, según el diagnóstico de Vallejos, el elemento que más gravitó en la agudización del problema de la restricción externa, por lo que se perdieron 85.000 millones de dólares.

En tanto, Roberto Felleti explicó que durante los gobiernos kirchneristas las retenciones a las exportaciones agropecuarias le permitieron al Estado disponer de una parte de esa renta para pagar la deuda reestructurada.

Vanoli, por su parte, resaltó la importancia de la generación de dólares a través de las exportaciones y a su vez sostuvo que «una salida con el eje en las exportaciones tiene límites» por la compleja situación internacional, signada por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y la incertidumbre en la que sumió al Mercosur el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

El ex titular del Banco Central durante el último año de gobierno de Cristina Kirchner fue duro con la gestión del gobierno saliente. Lo calificó como «el campeón nacional de la devaluación en 2018 y 2019» y añadió que este periodo fue «una combinación de inflación y recesión que no se veía desde los años previos a la convertibilidad».

El Congreso comenzó este miércoles y el encargado de realizar la apertura fue el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. En tanto, mañana el diputado Máximo Kirchner será quien le ponga el punto final. Participaron también referentes de otras áreas, como gremial, previsional, industria, social y de las pymes. Entre ellos, Paula Español, Luana Volnovich, Carlos Tomada y Sergio Palazzo.