Una larga columna partió pasadas las 11 hs desde Plaza Italia hasta la Municipalidad de La Plata para repudiar y exigir la reincorporación de los 547 cooperativistas despedidos esta semana por la gestión de Julio Garro. Los trabajadores denunciaron que fueron separados por «cuestiones políticas».

Este lunes fueron despedidos 157 cooperativistas vinculados al Movimiento Surge, quienes denunciaron la persecución política y el revanchismo tomado por el Municipio a una de las tantas organizaciones que brindó su apoyo al Frente de Todos. El martes, en conferencia de prensa, sus referentes denunciaron que las autoridades municipales argumentaron en una reunión que será solo el inicio. «La decisión que van a tomar es la reducción del 70%», explicaron.

Minutos después se producían 390 cesanteos más. «El gobierno de Cambiemos sigue amedrentando al pueblo, Garro tras su reelección y a un mes de las fiestas no dudó en echar a 500 trabajadrxs sin importar que detrás de esas personas hay cientos de familias que tenían este único sustento», denunciaron desde la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT).

En este marco, las organizaciones sociales, junto con un amplio espectro del sindicalismo platense y de dirigentes del Frente de Todos, así como con organizaciones del sector rural, se movilizaron hasta la Municipalidad para exigir el cese de los despidos y la inmediata incorporación del personal en mejores condiciones laborales.

«El intendente Garro tiene que tomar conciencia que está dejando sin trabajo a personas que cobran 6.250 pesos y con eso no alcanza», sostuvo Ángel Ibáñez, de Surge. «Nuestros compañeros comen en comedores porque no llegan a fin de mes, que la ciudad de La Plata tiene una pobreza de más del 30%, que la desocupación ha subido a dos dígitos», agregó.

El referente de la organización también se refirió a la campaña electoral de Julio Garro. «Este gobierno le contesta al pueblo así después de haber planteado que no importa quién seas, de dónde sos, y la primera medida que toma es echar a trabajadores municipales», aseguró. «Esta es una decisión política, ellos mismos lo plantean», agregó.

Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) destacaron la fuerte reducción de personal que tiene pensado el Municipio. «Plantearon que tenían que reducir el 70%», destacó Edgardo Jalil. «Esto es un ajuste claro y concreto de este gobierno, que tiene las prioridades en otro lado y no en los sectores más humildes», destacó.

Los trabajadores también reclaman que les paguen el salario del último mes. «Ya salió la preliquidación, nuestro pago ya lo cobraron, lo tiene el banco. ¿Quién se queda con eso? Nos están robando nuestro sueldo y nuestro trabajo. Nosotros queremos la reincorporación ya y que liberen el pago», apuntó Ibáñez.

La diputada Florencia Saintout acompañó la movilización de los trabajadores y cargó contra el jefe comunal. «Esto es la crueldad del gobierno de Garro, una irresponsabilidad enorme del gobierno de Garro. El intendente tendría que estar garantizando a cada uno de los cooperativistas que van a cobrar incluso mejor de lo que están cobrando y no ‘revisar su situación’ y ver si van a seguir trabajando o no», aseguró. «¿Cómo es que Garro no está acá diciéndole a toda esta gente que van a tener asegurado el trabajo?», cuestionó.

«El problema es el trabajo, ¿cómo se va a hablar de despidos? El intendente tomó esta decisión porque no le importa la gente, no le importan los trabajadores, no le importa el trabajo. Además, obviamente tiene que ver con la persecución política a los opositores», concluyó Saintout.