Por Pablo Pellegrino

La Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires rechazó la presentación que había realizado el Frente de Todos para impugnar las elecciones municipales y volver a celebrar los comicios en esa categoría, luego de que se acumularan decenas de denuncias de vecinos de esa localidad a los que les retuvieron el DNI y no pudieron votar. 

En diálogo con Contexto, el candidato Facundo Coudannes, que, según los datos provisorios, perdió la elección por 62 votos, había dicho que «lo que ocurrió en Maipú es un verdadero secuestro electoral». 

Luego de conocerse la resolución de la Junta en la que no se hizo lugar al reclamo, los apoderados del Frente de Todos presentaron un recurso extraordinario en el que reclaman la nulidad de esa resolución. 

Leer también: “Lo que ocurrió en Maipú fue literalmente un secuestro electoral”

Uno de los mayores puntos de conflicto es la declaración del órgano electoral acerca de la «orfandad» en la acreditación de los denunciantes y las mesas en que pudieron haberse cometido las irregularidades. «Ya en el segundo y cuarto párrafo de los considerandos queda claro que la JEPBA fue debidamente anoticiada de la existencia del proceso judicial frente a la Justicia Federal. Sin embargo, y frente a la gravedad de este hecho, ni siquiera intimó a las partes o libró oficio para conocer las acciones de un Juez de la Nación que estaba investigando con urgencia y dedicación», cuestionó el Frente de Todos en el recurso que presentaron. 

Hay cuatro «nítidos agravios» que los apoderados de esa lista señalaron: la gravedad institucional (que permitiría la intervención de la Suprema Corte) por «turbar» la voluntad y el derecho a sufragar; la restricción de un ciudadano a ser elegido en el cargo; el «gravamen irreparable» que implica no suspender el acto electoral y, por tanto, convalidar el resultado; y la vulneración del derecho de igualdad ante la ley en igualdad de condiciones porque unos ciudadanos pudieron votar normalmente y otros no. 

«La Junta Electoral violentó el debido proceso judicial, ya que no trató cada uno de los agravios traídos por esta parte»

«Es de resaltar el escándalo jurídico que se generaría, si a la postre y como resultado de la investigación penal queda acreditada la infracción», consideraron en el Frente de Todos, y agregaron: «La pregunta sería: ¿quién repararía ese perjuicio y explicaría un escándalo cívico respecto a votantes impedidos por retención de sus documentos en Maipú?».

En diálogo con Contexto, el senador provincial maipuense Gervasio Bozzano sostuvo que la resolución de la Junta fue apresurada «sobre un tema muy complejo», y consideró que es grave que el organismo considere que no se acreditaron los denunciantes ni las mesas afectadas «porque las denuncias están hechas, están presentadas y están en manos del Juzgado Federal». 

«Dice la Junta Electoral que no hay impedimento para iniciar el escrutinio definitivo, pero también dicen que su jurisdicción es la mesa de extranjeros. Es raro, porque sostiene por un lado que su jurisdicción es la mesa de extranjeros, pero al mismo tiempo dice que no hay impedimento para hacer el escrutinio definitivo», manifestó. 

«El oficialismo en Maipú está mostrando la resolución como un triunfo cuando no es así, porque lo importante se tramita en la Justicia Federal», agregó.