Por Pablo Pellegrino

El INDEC difundió el Índice de Producción Manufacturera, que arrojó un nuevo resultado negativo tras diecisiete meses consecutivos de caídas. En septiembre, la producción fabril se retrajo con respecto a agosto un 5%, y en el acumulado del año contra el mismo período del año anterior la baja es de 7,8%. 

La caída de la industria comenzó en mayo del año pasado, y desde entonces no paró de arrojar resultados negativos. La crisis del sector también se refleja en los números que difunde el INDEC respecto de la utilización de la capacidad instalada, que no logra superar el 60%. 

En septiembre, los bloques que exhibieron mayores bajas fueron los automotrices y vinculados al transporte. «Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes» registra una disminución de 16,2%, y «Otro equipo de transporte» cayó 19,0%. 

La caída de la industria comenzó en mayo del año pasado, y desde entonces no paró de arrojar resultados negativos. La crisis del sector también se refleja en los números que difunde el Indec.

Dentro del primero de esos segmentos, la producción de autos fue la que más cayó, con un –24,6%, y en el segundo, la producción de motos, con una drástica baja del –34,1%. 

Los otros sectores que cayeron fuerte en septiembre fueron: Prendas de vestir, cuero y calzado (–18,2%), Sustancias y productos químicos (–12,3%), Industrias metálicas básicas (–8,3%), Productos de metal (9,4%) y Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras (–13,7%). 

De los dieciséis segmentos que releva el INDEC, solo cinco tuvieron variaciones positivas, liderados por la suba del 21,3% de Productos Textiles (fibras, hilados y tejidos) y Productos del tabaco que avanzó un 10,8%. 

El derrotero de la industria comenzó casi al mismo tiempo que la crisis económica, y promete continuar al ritmo de la recesión económica. 

Ayer, el INDEC publicó también los Índices de Precios y Cantidades del Comercio Exterior, que refleja que la industria también pierde terreno en las exportaciones, cada vez más primarizadas.

En el tercer trimestre de 2019, las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) que se exportaron cayeron un 6% en cantidad, con precios que disminuyeron un 1,2%. De esta manera, en la ponderación de los distintos segmentos, las exportaciones industriales pasaron de representar el 34,4% en el tercer trimestre de 2018 al 29,1% que registró en el mismo período de este año.