Vecinos de la localidad de La Plata realizaron presentaciones ante la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires por los aumentos exagerados en las cuotas de planes de ahorro y los regidos por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) para la compra de autos.

En principio, la demanda apunta a ponerle un freno al pago de las cuotas, que en algunos casos han aumentado nueve veces el monto que pagaban en la primera de ellas. 

Paola Pretto, una de las damnificadas que denunció estas irregularidades, compró un Palio Fire en marzo de 2015 y pagó 1.543,69 pesos la primera cuota, con los gastos administrativos, sellado y seguro incluidos. Este mes tuvo que afrontar el pago de la cuota 60 de 13.598,76 pesos, lo que significa más de la mitad de su salario. La vecina platense explicó que «como mi auto está descontinuado, no se fabrica más, me cobran un Fiat Moon, que hoy está 640 mil pesos y a mí me lo cobran 828 mil, casi 200 mil pesos más».

«En septiembre pagué 11 mil pesos y en noviembre tengo que pagar casi 14 mil pesos. No sé en concepto de qué, porque el dólar aumentó antes de que me llegara la cuota y teóricamente la inflación es la misma. No me quiero imaginar lo que me va a venir el mes que viene», expresó la denunciante, quien también comentó que el auto de referencia de pago se incrementó 200 mil pesos en tres meses. 

Pretto afirmó que luego de difundir su caso en medios sociales recibió un llamado de Fiat y le dijeron que «van a enviar el reclamo y me van a mandar una solución por mail». «Somos muchísimos los que estamos en esta situación. Queremos difundirlo, porque seguramente hay muchas personas en la misma situación», agregó, y explicó que en caso de robo o incendio el seguro le cubre solo 218.000 pesos de cobertura, contra los más de 800.000 pesos en los que está valuado el vehículo.

En los documentos entregados a la Defensoría del Pueblo provincial repudiaron la situación de asfixia económica que atraviesan por la suba excesiva de los planes de ahorro de sus autos 0 Km. Los casos son similares al de Pretto, quien en 2015 accedió a la compra de su auto mediante un plan de 84 cuotas, que en ese momento costaba 140 mil pesos. Cuando lo licitó en octubre de 2015, la cuota pasó a 2.500 pesos con seguro incluido. 

A diferencia de ella, algunos de los damnificados también pagan casi 14 mil pesos pero aún no les han entregado los vehículos. Los ahorristas autoconvocados pidieron «la suspensión inmediata por el término de seis meses del aumento de las cuotas» por no ajustarse al acuerdo original.