En las elecciones generales, el Frente de Todos consiguió su victoria más resonante en la provincia de Buenos Aires, el distrito más populoso del país. Los pilares del triunfo de Kicillof sobre la gobernadora Vidal (52,28 a 38,39%) se sustentaron en su performance en las secciones primera y tercera, que corresponden al conurbano bonaerense y concentran dos tercios del total de votantes. También ganó en la segunda (norte), por escaso margen, y la única del interior. Juntos por el Cambio, por su parte, venció en las restantes cinco, que pertenecen al interior de la provincia, y en la capital, La Plata: cuarta, quinta, sexta, séptima y octava.

Los guarismos para gobernador fueron muy similares a los de diputados y senadores. De acuerdo con la legislación provincial, la mitad de los distritos eligió diputados y la otra mitad senadores. En el primer caso, fueron la primera (norte y oeste del conurbano), la cuarta (noroeste), la quinta (sudeste) y la séptima (centro). Para senadores, la segunda (norte), la tercera (sur del conurbano), la sexta (sudoeste) y la octava (La Plata).

A pesar de la victoria, el Frente de Todos no controlará con facilidad ambas cámaras de la Legislatura y deberá negociar las leyes una vez que se renueven los mandatos el 10 de diciembre.

A pesar de la victoria, el Frente de Todos no controlará con facilidad ambas cámaras de la Legislatura y deberá negociar las leyes una vez que se renueven los mandatos el 10 de diciembre. La victoria del domingo de Juntos por el Cambio en cinco secciones equiparó la correlación de fuerzas. A su vez, pesa la holgada victoria de Vidal sobre Unidad Ciudadana en los comicios de 2017, cuando se eligieron legisladores para el periodo 2017-2021, quienes también componen el cuerpo de la Legislatura.

Para las posibilidades de negociación de los diputados y senadores del Frente de Todos resta saber si hay fisuras en ambas Cámaras al interior de las fuerzas PRO, radicales y de la Coalición Cívica, luego de la derrota de Vidal.

Las bancadas del Frente de Todos, en tanto, están compuestas por legisladores kirchneristas, massistas y aquellos que responden a los intendentes. Votarán juntos y funcionarán como interbloque.

Diputados

Los resultados electorales conformaron una fuerte polarización en la Legislatura. Entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio suman el 95% del cuerpo en Diputados. Según los resultados provisorios, con el 95,66% de las mesas computadas, el Frente de Todos es la principal fuerza en la Cámara Baja. Allí quedó mejor posicionado que en el Senado. Tendrá 45 de las 92 bancas, producto de los 23 diputados elegidos el domingo y los 22 del ciclo 2017-2021. Por su parte, Juntos por el Cambio contará con 43, con 22 electos recientemente y 21 de 2017.

Diputados: el frente de Todos tendrá 45 de las 92 bancas, producto de los 23 elegidos el domingo y los 22 del ciclo 2017-2021. Por su parte, Juntos por el Cambio contará con 43.

La cómoda victoria en el conurbano le permitió al peronismo ingresar 9 diputados por la primera sección, de los 15 que se ponían en juego, contra 6 de Juntos por el Cambio. Mientras que en las secciones donde ganó el actual oficialismo, Juntos por el Cambio incorporó 7 por la cuarta, 6 por la quinta y 3 por la séptima, contra 6, 5 y 3 del Frente de Todos, respectivamente.

Completan el recinto Consenso Federal (2), que ingresó solo un diputado proveniente de la cuarta sección, el Frente de Izquierda (1), que conserva el que tenía, y el monobloque 17 de Noviembre del ex Cambiemos Mario Giaccobe (1).

Senado

En la Cámara Alta, cuya presidenta será la vicegobernadora electa Verónica Magario, la polarización es total. Juntos por el Cambio conserva la primera minoría: cuenta con 26 de los 46 totales. Los restantes 20 son del peronismo, 13 que se incorporan y 7 previos, de 2017.

En la cámara Alta Cambiemos conserva la primera minoría: cuenta con 26 de los 46 totales. Los restantes 20 son del peronismo, 13 que se incorporan y 7 previos.

Juntos por el Cambio sumó 10 a los 16 que continúan de 2017. Por la sexta sección, donde tuvo su mayor desempeño con el 51,1% de los votos, ingresó 3 senadores, la misma cantidad que el Frente de Todos. Otros 3 por la tercera, donde el peronismo arrasó con el 59,6% y se llevó 6. Completan la octava, con 2 para Juntos por el Cambio y 1 para el Frente de Todos, y la segunda, con 3 peronistas y 2 de Juntos por el Cambio.