Por Rocío Cereijo

La intendenta del Frente de Todos electa en Moreno con un 59,77% de los votos, Mariel Fernández, criticó la discriminación ejercida sobre un joven de sectores populares que fue autoridad de mesa durante las elecciones del domingo. La dirigente del conurbano que superó por más del 30% a su contrincante de Juntos por el Cambio, Aníbal Asseff, difundió un descargo en sus redes sociales digitales y repudió la imagen estigmatizante que publicó un votante en donde trató de ladrón a Brian. 

«Si votás en Moreno, no lleves cosas de valor» decía la imagen que se hizo viral en las redes, acompañadas del chico morocho, con gorra y ropa deportiva. Su madre, Verónica Sagitario, expresó ante la discriminación: «Brian, mi negro, hoy estuvo cumpliendo con su obligación cívica y moral. Señores: 14 horas sentado atendiendo a gente que no conocía pero siempre muy amable y con respeto, muy feliz y contento por la política que está siguiendo».

«No entiendo por qué hay gente tan pero tan sin vida que quieren ensuciar a los demás», agregó Sagitario. Y concluyó: «Mi hijo jamás fue chorro y siempre fue muy humilde y todavía lo sigue siendo. La vestimenta no hace a las personas». 

Por su parte, ante la circulación del meme estigmatizante, la intendenta electa de Moreno habló del vínculo que tiene con la familia del chico que es parte de los grupos de Jóvenes de las Casa Pueblo: «Su abuela Coty, es mi madrina. Su madre Verónica, es ahijada de la mía y, además, es mi amiga de la infancia. Recuerdo a Coty y mi madre hablando de sus penas largas horas. Pero también las recuerdo trabajando por mejorar el barrio, juntando fondos para construir la Capilla, mejorar las calles o dar de comer a los abuelos. Mientras nosotras jugábamos y hacíamos bromas a nuestros hermanos más chicos».

«Sepan todos y todas que yo también soy Brian. Sepan que hoy amo aún más a Brian. Porque se animó a ser presidente de mesa, cuando otros ni se presentan. Porque no quieren o se asustan»

Fernández habló en el descargo de lo «dura» que es la vida en los barrios del conurbano, donde se aprende a «sobrevivir y a luchar también». En relación con la persona que tomó esa fotografía, se limitó a decir que probablemente «se cree diferente». Además, sostuvo que no es la primera vez que Brian es autoridad de mesa y que fue convocado por la junta electoral para esa tarea. «Tengo el enorme orgullo de contarles que participa de nuestro espacio político. Brian trabaja en una cooperativa, que es contratada por la provincia de Buenos Aires, para sanear arroyos. Además, participa del Club de Fútbol Casa 2000, ayuda como voluntario. Allí se brindan prácticas deportivas y servicio alimentario para cientos de niños y niñas del barrio», agregó.

«Sepan todos y todas que yo también soy Brian. Y que en mi juventud junto a otros jóvenes decidimos armar centros culturales para hablar de nuestra cultura, para amarla y respetarla. Para amar profundamente lo que somos. Y así poder luchar por nuestros derechos. Sepan que hoy amo aún más a Brian. Porque se animó a ser presidente de mesa, cuando otros ni se presentan. Porque no quieren o se asustan», agregó Fernández, que sucederá a Walter Festa en su cargo a partir del 10 de diciembre.

Finalmente, la dirigente felicitó al joven, dijo que estaba orgullosa de él y concluyó: «Querido Brian, ayer ganó en las urnas una historia de compromiso y de amor infinito. Vos sos parte de esa historia, también es tu triunfo. La próxima intendenta de Moreno es de tu barrio. Ojalá logremos que otros jóvenes tengan tu responsabilidad, tu compromiso social, tu compromiso con el trabajo y tu compromiso político para cambiar la realidad que no nos gusta».

Mariel Fernández es una dirigente política del Movimiento Evita que construyó su capital político con la militancia en la CTEP, y en las PASO se impuso en la amplia interna que el peronismo disputó en ese distrito del oeste del conurbano, desplazando al intendente Walter Festa, que iba por la reelección. Es la primera vez que ese populoso distrito tendrá a una mujer en la intendencia.