Este martes por la mañana, cartoneros y cartoneras de la ciudad se movilizaron al Palacio Municipal en busca de lograr una reunión directa con el jefe comunal Julio Garro y que sea él en persona quien les brinde respuestas concretas a sus pedidos.

«Necesitamos que el intendente nos reciba. Ya que dice que quiere generar trabajo, es una buena oportunidad para que muestre que es cierto. Necesitamos ampliar los puestos de trabajo, porque hay muchos compañeros que se le está haciendo difícil el día a día, así que es una necesidad imperiosa», explicó a Contexto Marisa Cantariño, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR).

«Ya que dice que quiere generar trabajo, es una buena oportunidad para que muestre que es cierto. necesitamos ampliar los puestos de trabajo, porque hay muchos compañeros que se le está haciendo difícil el día a día»

Cabe recordar que los cartoneros tienen un convenio con el Municipio denominado «Sistema de Reciclado con Inclusión». Desde el centro de reciclado El Orgullo de las y los Cartoneros, cincuenta trabajadores reciben las bolsas verdes que junta la empresa ESUR, separan y clasifican los materiales para venderlos, mientras que otro grupo busca en puntos asignados. Concretamente, lo que piden es que se amplíen los puestos, al tiempo que cese la persecución inusitada que viene llevando a cabo Garro a lo largo de su gestión.

«Necesitamos poder trabajar tranquilos. Las necesidades son muchas y cada vez se hace más difícil trabajar y subsistir el día a día, así que hoy marchamos al Municipio con la esperanza de que el intendente nos reciba y nos dé respuesta a nuestros pedidos», dijo Cantariño.

«La persecución paró un poco en el tiempo de las elecciones, cuando hacían campaña, pero seguimos con algunos casos», destacó.

Según detallaron desde la FACCyC, de la mano de Control Urbano y las fuerzas policiales, el Municipio avanzó este año con la quita de herramientas de trabajo. «Al mismo tiempo se jactan de haber secuestrado y robado 160 caballos. En sus redes sociales incitan el odio hacia los cartoneros y carreros publicando cómo intervenir para que se secuestren caballos», denunciaron.

En este contexto, encuadran la persecución atrás de los negociados con la empresa recolectora que opera en la ciudad. «No es casual que se haya incrementado esta persecución y robo, ya que el año pasado la empresa recolectora de basura ESUR ha ganado otra vez la licitación del servicio, instalando containers en la ciudad para robarle el material reciclable a los cartoneros con un sistema que no garantiza el reciclado», apuntaron.

«Generamos trabajo, concientizamos vecinos para que separen en origen, cuidamos el ambiente enterrando menos, y aun así la Municipalidad está obstinada en no reconocernos, perseguirnos y no brindar una alternativa para poder seguir trabajando», concluyeron.