Tras el aplastante triunfo electoral frente a María Eugenia Vidal, el gobernador electo Axel Kicillof brindó su primera conferencia de prensa en La Plata, ciudad que anunció que «volverá a ser jerarquizada para que el gobierno bonaerense vuelva a la capital bonaerense». Junto a su compañera de fórmula, la ahora vicegobernadora electa Verónica Magario, Kicillof se explayó sobre los principales puntos de preocupación de cara a los cuatro años.

«Queremos, primero que nada, agradecerles profundamente a las vecinas y vecinos de la provincia de Buenos Aires que depositaron en nosotros toda su confianza. Ha sido una elección donde Axel y yo sentimos que el pueblo bonaerense expresó en las urnas sus sueños, deseos y preocupaciones», fue el puntapié con que Verónica Magario abrió la conferencia y dio paso a que tome la palabra el gobernador electo.

«va a ser un gobierno de gestión, no de marketing. No se va a tratar de que vean al gobierno en los afiches, en redes sociales con trolls, sino en los municipios, ayudando, poniendo en marcha la provincia»

«Este va a ser un gobierno distinto, en muchos aspectos. Distinto porque va a ser un gobierno de gestión, no de marketing. No se va a tratar de que vean al gobierno en los afiches, en redes sociales con trolls, sino en los municipios, ayudando, poniendo en marcha la provincia. No un gobierno de agravios y persecución, no creemos en eso», disparó Kicillof como declaración de cara a su próxima gestión como mandatario.

La conferencia, la primera que realizó luego de la elección, fue en el Frente Nacional Peronista, a unas pocas cuadras de la Casa de Gobierno. Lo acompañaron varias de las figuras del Frente de Todos que lograron obtener victorias en sus municipios, muchos de estos donde gobernó el macrismo durante los últimos años y que ahora volverán a manos del peronismo. Entre ellos estuvieron la intendenta electa de Quilmes, Mayra Mendoza; el intendente reelecto de Ensenada, Mario Secco; el alcalde de Florencia Varela, Andrés Watson; el intendente electo de Chascomús, Javier Gastón; el intendente reelecto de Esteban Echeverría y titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, entre otros.

La deuda provincial y los desafíos económicos

Entre las principales consultas de la prensa, sin duda tomó protagonismo la delicada situación financiera de la provincia, el plazo de deuda que Vidal decidió «defaultear» el pasado viernes, y el tope a la compra de dólares que el BCRA dictaminó tras las elecciones, calificado por el propio Kicillof como el «súper cepo».

«Las cuentas de la Provincia están en dificultades. No quiero ser alarmista por nada. Hubo varios intentos por no dar a conocer esta situación»

«Las cuentas de la provincia están en dificultades. No quiero ser alarmista por nada. Hubo varios intentos por no dar a conocer esta situación. Lo último que pasó es que el Banco Provincia le refinanció una deuda al Tesoro bonaerense para que no tenga que pagar en diciembre y se postergue un año. Es decir que le pague nuestro próximo gobierno el año que viene», dijo Kicillof. Y agregó: «Pero con esto no ganamos nada, porque el dinero que tiene que pagar la provincia le va a faltar al Banco, que no va a tener los pesos que necesita tener. Entonces, lo que queremos que se conozca es que los problemas de la provincia para cerrar el año no se pueden resolver tomando recursos de otras dependencias bonaerenses».

En ese sentido, el gobernador electo recordó que desde las PASO al día de la fecha se perdieron 23.000 millones de dólares de las reservas del Banco Central debido a la fuga de divisas, que ahora intenta ser regulada por el gobierno con el cepo. «Esa deuda va a quedar en dólares. Esa plata se utilizó para financiarle la campaña a Macri, eso es lo que hay que concluir. Ese cepo se tendría que haber impuesto antes. Esta es la misma Administración que endeudó a la provincia», añadió.

Al mismo tiempo, señaló que una de las principales «urgencias» que el gobierno bonaerense tendrá en cuenta de cara al inmediato plazo será la delicada situación de emergencia alimentaria que atraviesa la provincia, y que fue uno de los principales ejes de disputa política en el último mes.

Potencialidades de la provincia de Buenos Aires

Entre los puntos destacados, Kicillof también se explayó sobre los sectores estratégicos sobre los cuales se enfocará para reactivar la producción y la economía provincial.

«Estamos en un territorio de diversidades. La industria no se ubica solamente en el conurbano. En el interior se ha desarrollado muchísima capacidad industrial, en elaboración de productos agropecuarios. De la misma manera que el turismo no es solamente de la costa y la sierra, hay turismo en toda la provincia. Buenos Aires, no solo por su enorme y diversa riqueza, no solo no es inviable, sino que su poder productivo necesita mayor integración. Vamos a integrar productivamente la provincia».