Por Pablo Pellegrino

Alberto Fernández se consagró en primera vuelta como el nuevo presidente de la Argentina desde el 10 de diciembre, obteniendo el 48% de los votos, según los últimos datos oficiales al cierre de esta edición. Se impuso a Mauricio Macri, que sacó el 40,44%, en una elección signada por la polarización. «Le agradezco al pueblo argentino que hoy fue a votar y que dispuso un nuevo orden para la Argentina y una nueva lógica», fueron las primeras palabras de Fernández durante el acto, a las 23 hs.

«Gracias, como dijo Cristina, por el compromiso que han demostrado, por construir realmente una Argentina solidaria, más igualitaria y que defienda la educación pública, la salud pública, y que privilegie a los que producen y trabajan», afirmó Fernández con tono eufórico, luego de las intervenciones del gobernador electo Axel Kicillof y la vicepresidenta electa Cristina Kirchner.

La elección se caracterizó por la marcada polarización. Entre Fernández y Macri absorbieron casi el 90% de los votos. Debajo de las dos principales fuerzas, se ubicó Roberto Lavagna de Consenso Federal (6,17%), Nicolás del Caño del Frente de Izquierda (2,15%), Juan José Gómez Centurión del Frente NOS (1,71%), y último José Luis Espert, de Unite por la Libertad y la Dignidad (1,47%). Hubo una participación de más del 80,76% del padrón electoral, por encima del presentismo de las PASO, que superó el 76%.

Cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, comunicó los primeros resultados a las 21 hs, Fernández alcanzaba el 47% y Macri el 41%. En ese momento se habían cargado menos de la mitad de los votos de la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo se hace fuerte en el conurbano. Al ampliarse el conteo, la diferencia se estiró casi dos puntos más, 48% a 40,47%.

En la celebración, la dupla Fernández-Fernández encabezó el acto frente a un público eufórico. En el escenario estuvieron la vicegobernadora elegida Verónica Magario, los diputados votados Sergio Massa, Máximo Kirchner, Wado de Pedro y Luana Volnovich. También Andrés Larroque, Vanesa Siley, Malena Galmarini, Leonardo Grosso, Cecilia Moreau, Cristina Álvarez Rodríguez y Mirta Tundis. Sentadas a un costado, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto y la Madre de Plaza de Mayo Taty Almeyda.

«Mañana, como dijo el presidente Macri, me reuniré con él y empezaremos a hablar del tiempo que queda y empezaremos a ver cómo transcurrimos el tiempo que nos queda sabiendo que hasta el 10 de diciembre él es el presidente», sostuvo Fernández en relación con el discurso de Macri donde anunció que invitaba a Fernández a desayunar para encaminar la transición.

AF: «Gracias, Néstor, donde estés. Vos sembraste todo esto que estamos viviendo. No sería justo que hoy no le reconociera lo que hizo por nosotros y la enorme posibilidad que me dio a mí de vivir esa aventura de ponernos a CARGO de un país caótico y ponerlo en pie».

El ganador de las elecciones se acordó también de Néstor Kirchner, a nueve años de su muerte. «Gracias, Néstor, donde estés. Vos sembraste todo esto que estamos viviendo», dijo. Y en el mismo sentido, siguió: «No sería justo que hoy no le reconociera a él lo que hizo por nosotros y la enorme posibilidad que me dio a mí de vivir esa aventura de ponernos a cargo de un país caótico y ponerlo en pie».

Alberto Fernández ganó en las provincias de Buenos Aires (52,01 a 36,07%), Tucumán (57,98 a 33,68%), Jujuy (45,88 a 41,68%), Corrientes (50,76 a 42,21%), La Pampa (50,02 a 37,77%), Misiones (57,57 a 34,04%), San Juan (53,03 a 35,09%), Tierra del Fuego (56,94 a 26%), Chaco (55,35 a 35,85%), Formosa (64,80 a 28,57%), Santa Cruz (59,48 a 28,66%), Chubut (51,96 a 29,68%), Río Negro (57,20 a 28,69%) y Neuquén (47,47 a 37,57%).

Macri no pudo cumplir su cometido, que no era salir primero sino evitar que el FdT alcanzase el 45%, de modo de llegar al balotaje. Remontó ocho puntos con respecto a las PASO y logró preservar bastiones fuertes como la CABA (52,07 a 35,89%), las provincias de Córdoba (61,36 a 29,21%) y Mendoza (50,37 a 37,53%). Ganó también, pero por menos, en otros distritos clave: Santa Fe (43,51 a 42,64%) y Entre Ríos (44,49 a 44,32%).

Todas las provincias eligieron a la mitad de sus representantes en la Cámara de Diputados. Para el Senado, ocho provincias eligieron senadores, dos por la mayoría y uno por la minoría. Fueron CABA, Salta, Tierra del Fuego, Chaco, Río Negro, Santiago del Estero, Neuquén y Entre Ríos.

La contundente victoria del FdT se percibió en la previa a conocerse los resultados, de acuerdo con los datos de las encuestas de boca de urna. Desde las 18 hs, mientras fueras del búnker peronista ubicado en el barrio porteño de Chacarita era todo alegría, con una multitud a puro cántico, en Costa Salguero la falta de globos y las caras largas de los dirigentes y militantes macristas dominaron el clima de la antesala. El gobierno pedía «cautela» ante la adversidad.

Macri invitó a Fernández para iniciar la transición

A las 22:20 hs, el actual presidente salió al escenario del búnker de Juntos por el Cambio de Costa Salguero donde reconoció la derrota e invitó a desayunar hoy a Alberto Fernández para comenzar la transición. «Quiero felicitar a Alberto Fernández, acabo de hablar con él y lo invité a desayunar mañana a la Rosada por una transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos», dijo Macri. «Tenemos que cuidar lo que hicimos. Hicimos cosas muy valiosas. Y no hablo solo de la infraestructura, o de la mejora en la educación o la lucha contra el narcotráfico. Hablo de otra forma de relacionarnos, otra cultura del poder», añadió.

Las palabras de Cristina Kirchner

Cristina habló antes que Alberto. Celebró el triunfo, reconoció que la reconstrucción será «una tarea muy difícil» y le pidió a Mauricio Macri que tome las medidas necesarias para evitar que la crisis económica se profundice.

CFK: «Hoy Alberto es presidente de todos los argentinos y tiene enfrente una inmensa tarea y responsabilidad, una tarea ciclópea, que va a requerir de esfuerzos inimaginables».

«Hoy Alberto es presidente de todos los argentinos y tiene enfrente una inmensa tarea y responsabilidad, una tarea ciclópea, que va a requerir de esfuerzos inimaginables, un país arrasado más allá del marketing, un tarea muy difícil que requerirá la ayuda de todos los argentinos, los que votaron y los que no también», dijo la exmandataria.

También remarcó la importancia de conservar la unidad que consiguió el peronismo de cara a lo que viene. «Quiero pedir a todos los hombres y mujeres que hoy están aquí que por favor nunca más rompan la unidad que se requiere para enfrentar estos proyectos neoliberales que tanto dolor han causado».

Por último, dirigiéndose a Macri, le pidió que «hasta el 10 de diciembre ejerza su responsabilidad cuidando el patrimonio de la nación. Este hombre que va a asumir requiere del esfuerzo de todos».