La crisis en el sistema de salud pública no da tregua y el deterioro edilicio volvió a ser motivo de críticas: este lunes, la víctima fue una nena de siete años que cayó en un pozo en el Centro de Salud Nº 3. El estado del establecimiento, ubicado en 45 e/ 146 y 147, reavivó la indignación por la crisis generalizada en los establecimientos médicos, que ha sido denunciada por los trabajadores en todo el último año.

«La gestión de Julio Garro se ha ocupado de las cuestiones superficiales, apenas una lavada de cara, mientras hay problemas estructurales sin resolver», explicó a Contexto María Isabel Morano, referente del gremio CICOP en el ámbito municipal, quien detalló que los espacios de salud de la comuna padecen los mismos problemas de manera generalizada.

«No hay un abandono, lo que hay es una mala implementación de las políticas. Hay filtraciones, humedad en las paredes, y se ‘soluciona’ con parches momentáneos. Las paredes se arreglan con Durlock, que es costosísimo y no soluciona los problemas de fondo. En el caso del Centro Nº 15, por ejemplo, luego de que se hiciera un abrazo solidario, aparecieron los albañiles a martillar. Fue un acto incongruente con el momento», agregó.

«hay una mala implementación de las políticas. Hay filtraciones, humedad en las paredes, y se ‘soluciona’ con parches momentáneos»

Los centros de Atención Primaria de la Salud son el primer estamento de acercamiento de la comunidad hacia la Salud Pública. La Plata posee 47 de este tipo y, según expresaron desde el sector gremial, la mayoría presenta las mismas características problemática.

«En el caso de Gonnet, se ve atravesado por la problemática del agua que padece toda la zona. En el Centro Nº 28, cuando se tapan las napas, las cloacas desbordan y la gente las pisa. Los arreglos, repito, son para resolver en el momento, pero después de un tiempo vuelven a repetirse los problemas», agregó Morano.

El deterioro de los espacios de salud en la periferia platense se convirtió en una constante. Cabe recordar que, semanas atrás, volvió a tomar relevancia la situación de la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº 6 de Los Hornos, donde desde el año pasado vienen denunciando la transferencia de recursos humanos e insumos hacia el Hospital San Juan de Dios, dejando a la deriva a la población local en materia de asistencia médica.

«Esto se enmarca en la crisis regional que atraviesa el sistema de salud. Los reclamos por falta de insumos y de personal vienen de hace rato. Desde el sector médico logramos negociar la incorporación de dos pediatras que se venía exigiendo. Lo que continúa ahora en conflicto es por personal de limpieza, mantenimiento, enfermería», habían señalado a principios de octubre a Contexto desde la delegación de CICOP, dentro de la UPA de Los Hornos.

Leer también: El vaciamiento de la UPA 6 deja a Los Hornos sin asistencia de salud

En tanto, la situación en el Centro de Salud Nº 3 se enmarca en un contexto donde los profesionales médicos preparan un nuevo paro y movilización para este miércoles 23 de octubre, donde buscarán presentar los reclamos del sector, una vez más, a la gobernadora María Eugenia Vidal. El abandono edilicio, camuflado en «obras de refacción de guardias», alcanzó su punto máximo de impacto a principios de este año, cuando instituciones como el Hospital San Martín o el Hospital de Niños sufrieron colapsos por cortes de luz o derrumbes de los techos en áreas de alta delicadeza.