Ya es conocida la situación crítica que atraviesan los espacios culturales de la ciudad de La Plata. El deterioro de espacios fundamentales como el Teatro Argentino o el Teatro del Lago se suma a las decenas de centros culturales alternativos y autogestivos que han cerrado sus puertas en los últimos años. En este caso, aparece también el histórico Club de Ajedrez local, cuyo estado de abandono vuelve a despertar la preocupación de la comunidad.

«El Club de Ajedrez es otro emblema de nuestra ciudad. Podría haber recibido ayuda del Municipio para su mantenimiento, pero no sucedió. Hoy es el reflejo del desprecio que tiene el gobierno de Cambiemos por el patrimonio y la cultura local», fueron las palabras de la diputada provincial y candidata a intendenta Florencia Saintout, en vista de la falta de mantenimiento de la clásica institución ubicada en el centro platense.

Uno de los conflictos que sin dudas atravesó el último año en materia de cultura fue el del Teatro Argentino, virtualmente paralizado en su oferta debido al proceso de vaciamiento y abandono en sus áreas de producción y mantenimiento. Durante los últimos meses, la organización de sus trabajadores se convirtió en uno de los principales focos de protesta contra la gestión provincial de María Eugenia Vidal y la desatención del intendente Julio Garro.

«Por parte de los trabajadores, el teatro sigue con las medidas de fuerza vigentes. Se ha sumado el coro a las retenciones de tareas, también los talleres de producción, escenografía y maquinistas. Lo que se ve es que durante cuatro años no hubo gestión para sacar adelante al teatro, para ponerlo a producir», dijo a Contexto el referente de ATE dentro del Teatro Argentino, Julio Ricciardi.

«Las falencias han sido constantes. Ahora se están pagando cifras millonarias para contratar limpieza y mantenimiento tercerizados porque el área propia del teatro está vaciada. Hay tan solo nueve empleados para todo el edificio. El Ministerio de Cultura generó un contrato directo por tres meses y medio por 4 millones de pesos. Entendemos que es un mal uso de los fondos públicos. Con mucha menos plata que eso podría resolverse la problemática del área», agregó Ricciardi.

A mediados de agosto, diferentes espacios de cultura de La Plata confluyeron en CABA en una movilización donde también se hicieron visibles problemáticas que se replican en la gestión cultural de CABA, en manos de Cambiemos. El Centro Cultural Rojas, emblema de la ciudad, transita una situación de vaciamiento y falta de inversión similar.

Mientras tanto, los centros culturales de La Plata continúan su lucha por sobrevivir al ahogo económico experimentado en los últimos años. El reciente balance de la Red Multicultural, organizada por diferentes espacios, reveló que «de 100 centros culturales que había en 2016, hoy solo quedan 63».

Hace dos semanas atrás, la Red retomó el estado de alerta al recibir el rechazo de la Comuna por una reunión pautada para discutir soluciones. La intención era tender un puente de diálogo a fin de remediar la seria crisis del sector en materia de recursos para afrontar la crisis económica y de estructura que atraviesan los distintos espacios de la ciudad.