A diez días de las elecciones, y en el tramo más caliente de la campaña, el peronismo celebró el Día de la Lealtad con un acto en La Pampa encabezado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner, dupla presidencial del Frente de Todos. Ambos hicieron énfasis en la unidad lograda por el peronismo para enfrentar al macrismo, en la ardua pero necesaria tarea de sacar al país de la crisis y en una dura crítica al proceso de endeudamiento que el gobierno produjo y del cual ahora se desliga de responsabilidades.

El acto fue en el centro recreativo Laguna Don Tomás, de la ciudad de Santa Rosa. Allí confluyeron gobernadores, dirigentes y militantes para recordar el día fundacional del peronismo como movimiento político y social, cuando el 17 de octubre de 1945 una multitud de trabajadores salió a las calles para liberar a Juan Domingo Perón. Entre el numeroso público hubo banderas argentinas y de organizaciones políticas y sindicales.

«Este es un día muy especial que nos recuerda con quiénes estamos comprometidos, quiénes son aquellos que nosotros decimos representar», comenzó Alberto Fernández, y se refirió a los jubilados, los desposeídos, los que no tienen voz, los trabajadores y aquellos que tienen hambre.

Alberto fernández: «Nosotros siempre salimos al escenario público como fuerza política para estar al lado de los que no tienen voz, de los desposeídos, de los que no tienen trabajo, de los que tienen hambre, de los jubilados. Por eso nacimos un 17 de octubre del 45».

El candidato ingresó al escenario principal junto a Cristina Kirchner, donde fueron recibidos por los gobernadores peronistas –entre ellos, el anfitrión y primer orador, Carlos Verna– y diputados del Frente de Todos. Calificó la jornada como el «día de la unidad». «Hacía mucho que no pasábamos el 17 de octubre juntos. Antes había dos o tres actos distintos», señaló.

Antes de las intervenciones de la dupla presidencial y de Verna se reprodujo en una pantalla gigante un video de movilizaciones en las calles durante los gobiernos de Perón y de los Kirchner. Primaron también las imágenes de Perón, Evita, Néstor y Cristina. Hubo un lugar para Alberto Fernández y para los «leales», una selección de figuras históricas del peronismo.

Luego se cantó la marcha peronista, previo a que subieran al escenario los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Hugo Passalacqua (Misiones), Sergio Uñac (San Juan), Gildo Insfran (Formosa), Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis); y el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González.

También participaron el gobernador electo de La Pampa, Sergio Ziliotto; el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof; los diputados Eduardo De Pedro, Cristina Álvarez Rodríguez y Daniel Scioli; los senadores Anabel Fernández Sagasti y Carlos Caserio; los dirigentes Felipe Solá y Santiago Cafiero, y el presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja.

«Desvergonzado» y «mentiroso» fueron las palabras que utilizó el amplio vencedor de las PASO para cargar contra el presidente Mauricio Macri por no hacerse responsable de la deuda que contrajo su gestión en los mercados tradicionales y con el FMI, que complejiza la situación financiera y económica.

Alberto fernández: «Otra vez llegamos para darle al pueblo una opción después de cuatro años de sumisión y derrota que condenaron a los sectores más humildes. para eso estamos volviendo».

«Otra vez llegamos para darle al pueblo una opción después de cuatro años de sumisión y derrota que condenaron a los sectores más humildes de la Argentina. Para eso estamos volviendo», dijo Fernández con su habitual tono seguro e intenso.

Antes, Cristina Kirchner sentenció que «el neoliberalismo nunca más en nuestro país, compatriotas». «Esta es la tercera experiencia neoliberal que sufre el pueblo argentino», y enumeró a la dictadura de 1976 y el menemismo. Aunque precisó que esta vez «vino con una novedad: por primera vez la Argentina parece atendida por sus propios dueños. Tenemos que replantearnos por qué nos suceden estas cosas», reflexionó.

Cristina Fernández: «Esta unidad que hemos logrado no nos tiene que hacer creer que todo está ganado. al contrario: tenemos que tener la claridad de saber que esta es una tarea dura. han devastado el país».

La exmandataria se hizo un espacio para hablar de la deuda y de la unidad. «Pudimos ir reconstruyendo la unidad del campo popular, con inmenso trabajo y gran sacrificio porque en estas luchas se entregan muchas cosas, pero quiero decirles que cada vez que me atacaban y parecía que iban a terminar con nosotros yo tenía el amor de ustedes y la memoria de él, mi compañero», dijo en alusión a Néstor Kirchner.

«Tenemos que saber a dónde ha ido a parar la plata de endeudamiento de estos años, sí, claro, no sería justo sino», agregó. Se acordó del gobierno: «Uno escucha decir cosas, pero no vale la pena venir a hablar de psicopateadas. Por momentos parecen actores de psicópatas: imputar a los demás las cosas que han hecho ellos».

«Esta unidad que hemos logrado no nos tiene que hacer creer que todo está ganado, al contrario, tenemos que tener la claridad de saber que esta es una tarea dura: han devastado el país, lo han vuelto a endeudar, han vuelto a empobrecer a los argentinos, hemos retrocedido en apenas cuatro años. Podría hacer leña del árbol caída pero ya no vale la pena», concluyó la gestora de la fórmula presidencial.

https://twitter.com/i/status/1184972101587030019