Tras el temporal que sacudió varios puntos de la provincia de Buenos Aires, son varias las regiones donde las inundaciones generaron que barrios enteros debieran ser evacuados. Distritos del conurbano como La Matanza, Quilmes, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría se ubicaron entre las zonas donde los desbordes de canales y arroyos generaron mayor impacto.

A pesar de los esfuerzos de cada comuna por contener las demandas de cientos de familias evacuadas, las miradas apuntan también a la falta de inversión en obras por parte de los gobiernos nacional y provincial de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Sin dudas, el caso más destacado fue el del populoso distrito de La Matanza, donde el desborde en zonas linderas a la cuenca Matanza-Riachuelo generó la evacuación de unas 5.000 personas. En el marco del «Operativo Retorno» municipal, ya han logrado relocalizar en sus hogares a más de 1.200 vecinos de barrios de las localidades de Virrey del Pino y González Catán. El operativo especial de asistencia de la Comuna está integrado por Defensa Civil, Bomberos, el Consejo Escolar y las secretarías de Desarrollo Social, Protección Ciudadana, Gobierno, Salud, Deportes, Educación y Cultura.

También se encuentra confirmado por iglesias católicas, iglesias evangélicas, Cáritas Laferrere, clubes de barrio y sociedades de fomento. Según han denunciado desde la Municipalidad, la situación se ve agravada por «la falta de continuación de obras hídricas que el gobierno provincial y el gobierno nacional debían haber realizado».

En ese sentido, señalan la paralización de obras en los once reservorios de la cuenca, que hubiesen permitido un desagote más efectivo del agua. «Como es de público conocimiento, los municipios no tienen facultad para realizar esas obras por imperio de las leyes que así lo indican, porque la cuenca atraviesa varias jurisdicciones y numerosos distritos, por lo cual tiene una autoridad nacional y provincial encargadas de las obras hidráulicas».

Las obras hídricas están, pero el problema es que el río Matanza no bajó y, además, desbordó. «Por más que estén las obras locales, si no tenés la principal –correspondientes a Provincia y Nación– que son los reservorios, no tenés manera de evitarlo. Los reservorios son como si fuesen canchas de fútbol. Precisás diez de esos para evitar esto», informaron desde la Municipalidad.

Eva MIeri: «Desde la llegada de Martiniano Molina al municipio de Quilmes esos arroyos dejaron de limpiarse. Ahora caen dos gotas de lluvia y la ciudad se inunda».

En el caso de Quilmes, ciudad lindante al Río de la Plata, los desbordes de los dos principales arroyos y cuencas desembocadas en la ribera han provocado estragos en los barrios más desprotegidos, que se ubican en sus alrededores. «Desde la llegada de Martiniano Molina, esos arroyos dejaron de limpiarse. Ahora caen dos gotas de lluvia y la ciudad se inunda, más allá de la cantidad que cayó particularmente la última semana. Esto tiene que ver con la falta de políticas públicas. El intendente se jacta de obras como el metrobús, que fue mal planificada y ahora la zona lindera a Calchaquí se empezó a inundar, cuando antes no pasaba», dijo a Contexto la concejal quilmeña Eva Mieri.

Zonas como La Matera, El Tala, las regiones linderas al arroyo San Francisco y Las Piedras, las zonas de la ribera de Bernal y Quilmes, están entre las más afectadas del distrito. Según comentó Mieri, en la última semana se llegó a hablar de una cantidad estimativa de 250 evacuados en la ciudad. «Lamentablemente, hoy Quilmes está siendo noticia porque nuestros vecinos tienen agua hasta la cintura, y es un problema por el cual no se hace nada desde hace años», agregó la edil.

En ese mismo sentido se pronunció el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien también se refirió a la falta de obras desde el plano provincial y nacional. Tal es el caso del arroyo Santa Catalina, cuya agua, según definió el jefe comunal, no tiene drenaje. «Uno tira el agua pero rebota, porque rebalsa. Ahí hay que hacer una estación de bombeo. Eso lo pedimos con Lomas de Zamora y lo hablé con Martín Insaurralde para volver a presentar este proyecto. Esa obra debe comenzar en Lomas y vincular diez distritos», señaló Gray.