Los barrios de La Plata otra vez sufrieron por la lluvia: Garro admitió que faltan obras

El intendente buscó minimizar los anegamientos pero sinceró que hay zonas que "necesitan" soluciones hidráulicas. Desde las asambleas de inundados reclamaron limpieza y mantenimiento.

648

Mientras el intendente Julio Garro –al mejor estilo Mauricio Macri– asegura que La Plata ya no sufre complicaciones cuando llueve, el temporal de este sábado demostró que la capital bonaerense sigue teniendo serios problemas de escurrimiento del agua. Tras una copiosa precipitación desde esta madrugada, varios barrios sufrieron anegamientos.

Una de las zonas más complicadas fue El Rincón. Allí, los mismos vecinos mostraron en redes sociales que no sirvió de nada la obra que va a inaugurar Garro en 29 y 430.

Desde el Facebook de La Casita Del Rincón denunciaron que «el arroyo por acá también desbordó», y pedían donaciones de «pañales, zapatillas, ropa de cama y pedazos de membrana» (al teléfono 221 655 9185).

En Sicardi, Los Hornos, Altos de San Lorenzo y Villa Castells la situación también fue delicada. En Arana la pasaron mal los vecinos de La Aceitera. «Mujeres de todos los barrios se preparaban para participar del Encuentro Nacional de Mujeres, ahora tienen que prepararse para evacuarse si la lluvia no para», posteó el dirigente Cristobal «Toto» Marcioni.

«En tanto el panorama era dramático en el barrio Las Rosas (al oeste del Gran La Plata) donde las calles se transformaron en ríos de agua marrón que arrastra todo a su paso», consignó el portal Cypnoticias.com.ar.

«Esto pone en crisis el discurso oficial de las obras hidráulicas ejecutadas que, presuntamente, deben terminar con esas situaciones», consideraron desde el mismo medio.

En Tolosa hubo calles colapsadas desde 532 a 526, y desde 6 a Camino Centenario, aproximadamente. «Esto es por la inacción del gobierno municipal y por la de limpieza», denunció Alejandro Albano, uno de los referentes de las asambleas de inundados.

Según el Ejecutivo, cayeron 235 milímetros de agua. Frente a esto Garro se mostró contento en su Twitter por la situación vivida, a la que no evaluó del todo grave. Sí tuvo que admitir que «todavía hay platenses que hoy no la están pasando bien» y que faltan «obras hidráulicas en los barrios que aún necesitan».