Trabajadores de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires, en la región de La Plata, realizaron este viernes un paro, luego de que un trabajador del Instituto de Gambier falleciera tras desvanecerse en medio de una discusión por mejores condiciones laborales y apuntaron a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Desde el sindicato advirtieron que los institutos de menores se encuentran sobrepoblados, con más jóvenes de lo que debería, con un personal reducido y problemas de infraestructura, como es el caso del Gambier.

«En el marco de los reclamos que venía haciendo, el compañero tuvo una discusión con autoridades y luego de esa discusión falleció; se desvaneció y falleció», detalló Gonzalo Aguero, de ATE Niñez. En este marco, desde el gremio de estatales bonarenses responsabilizan a las autoridades provinciales. «Entendemos que este compañero muere a raíz de las malas condiciones laborales», aseguraron.

«En el marco de los reclamos que VENÍA haciendo, el compañero tuvo una discusión con autoridades y luego de esa discusión falleció. Entendemos que este compañero muere a raíz de las malas condiciones laborales»

Según detallan desde el sindicato hoy el sistema se encuentra colapsado. «Hay falta de personal y las guardias que tenían que cubrir con los pibes del instituto penal eran con sobrecupos. Había más pibes de los que está estipulado que tiene que haber y la falta de personal hace que las tareas se recarguen y que la atención a los pibes no sea óptima», explicó Aguero.

Lejos de brindar respuestas, hoy hay 600 vacantes por cubrir, producto de jubilaciones, que están paralizadas cuando el personal es más que necesario. Mientras tanto, Provincia avanza con precarización «en el contrato de personal de forma autónoma, con contratos de locación de servicio, monotributistas».

«Entendemos que es una situación muy injusta porque estos compañeros están realizando iguales tareas y horarios que los de planta por lo cual entendemos que hay una clara precarización de la tarea», explicó Aguero. Y alertó que a marzo del 2020, 600 trabajadores se jubilarán, por lo que en este contexto, no hay garantías de que se suplen esas vacantes.

«Esto se va a agravar aún más si no hay nombramientos genuinos, sino hay reposición de estas vacantes», aseguró.